Centro de Informes

Wanda, China, Mauro: del polvo venimos

La China Suárez, Wanda Nara y Mauro Icardi

Y de las jornadas que nos hacemos tan entretenidos con la carambola, el triángulo explosivo que se formó por obra de los celos, el sexo, los elementos primordiales de una gran novela. La novela se traslada a la que llaman vida misma, con protagonistas ideales: lindos, ricos, jóvenes, famosos. No podemos pedir más.

No por malicia ni mala onda, sino porque nadie ha dejado de ver, leer y seguir el affaire entre Wanda, China y Mauro. Un poco divertidos, bastante servidos de suspenso y erotismo: nos han puesto el plato colmado para la portera indiscreta que todos llevamos dentro.

Reconozcamos que viene a aliviarnos de la inflación, la economía descangallada, las dudas cotidianas, las denuncias, en fin, lo que está pasando, no vamos a descubrir nada. Entonces, la historia virtual -parece- entre la China Suárez y Mauro Icardi entre mensajes de Instagram que hicieron arder Troya cuando Wanda Nara dio con ellos. Herida y furiosa, pensó que la pérfida ladrona de maridos con libreta, hijos lindísimos y living la vida loca iba a irse a pique. No solo se armó la gorda sino un país entero. Es que aquí hay muy buenos periodistas y programas especializados en lo que ocurre detrás de la escena. Siempre hubo. Es una tradición que se inicia con la televisión argentina.

Por eso nos preservamos de teorías pomposas o académicas en esta pequeña narración: a los bifes. Y aquí, pues, no sabemos por ejemplo si estas criaturas preciosas llamadas Wanda y China se conocían antes, si era en rigor algo que si pasaba era casual y sin importancia, pero el goleador estaba jugando por la raya y mantenía dos teléfonos. Uno oficial y otro por si las cosas se encendieran al paso de las tentaciones. La cabecita tiene esas cosas, no me refiero a los dos teléfonos sino a que la ley del deseo- gracias, Almodóvar- es una de las ruedas del mundo.

Larga es la historia de la ocupación de nido por parte de Wanda y Maxi López, donde Mauro, con su peinado Gran Gatsby y su boina de paisano que le sienta bien, fue repudiado por el mundo del fútbol. Maradona, se recuerda, le había puesto bola negra a la posibilidad de que fuera convocado por romper códigos entre varones. Diego vivió sus amores turbulentos rodeado por un mundo de hombres, quién sabe sino algo excesivo .

Las chicas del entripado son monísimas y muy echadas para adelante, del tipo correte o te saco yo. La piel de Wanda, los ojos y el cuerpo humano que Dios les ha dado a las dos hablan solas.

En medio de tan alegres horas, excepto para el trio se supone, hemos podido ver pedidos de perdón por parte de Mauro, la sugerencia de Icardi acerca de que remodelaran la idea como una relación abierta: juntos pero con permisos. Expertos juran que no funcionó y fue rechazada. ¿Será? Una novela de no ficción guarda, como las de la tele o las series, algún misterio no revelado. Como una reafirmación de reconciliación ardiente, Mauro subió una foto de los dos en la frontera del porno, siempre que se tenga un manual de instrucciones entre la falta de luz y el bosque de tatuajes. China hizo una declaración casi sociológica como alguien que por razones provenientes del mundo exterior, resultaba agredida desde arietes provistos de machismo. Wanda, más sencilla, mensajeó que se ocupa de su familia y no de las putitas, que de ellas se encarga la vida. Casi textual, palabra más palabra menos.

Miriam Lewin, la funcionaria y periodista al frente del Observatorio Nodio, intervino y pidió indagar si no se trata de alguna clase de maltrato a una mujer. La flecha parece dirigida a las aflicciones de Eugenia “La China” Suárez. Aunque algo desconcertante la intervención, ha de pensar en el tratamiento que se ventila en tantas líneas como estas, canales, blogs y portales informativos diarios. Vaya uno a saber, que por estos lados ocurren cosas rarísimas. No falta nada.

Por mi parte no quiero perderme cada peripecia. Tales mujeres de rompe y raje valen por ellas mismas. Icardi me luce de buena pinta pero algo pavotón. Me arrepiento apenas lo escribo: debe ser muy ligero para los mandados y rendidor cuando los ha conseguido. De todos modos, seguiré todo detalle. Una vacuna contra el tedio y la inestabilidad . Gracias Wanda . Gracias China. Gracias Mauro.

SEGUIR LEYENDO:

La coincidencia entre Wanda Nara y la China Suárez que desconcertó a sus seguidores

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.