Centro de Informes

Violencia de género en medio de la pandemia: una mujer de 31 años murió quemada y su familia denunció a la pareja

El marido de Verónica Soule se presentó el pasado lunes 17 de marzo en la casa de su suegra para decirle que necesitaba ayuda porque su mujer se había prendido fuego dentro de la vivienda que compartían en la localidad de Casas, en Santa Fe.

Cuando la mamá de la mujer de 31 años llegó al lugar, encontró a su hija en un estado de salud muy complicado, y a pesar de que fue trasladada a varios centros de salud, la víctima perdió la vida este último lunes.

Más allá de que el hecho al principio comenzó a ser investigado por la fiscalía como “intento de suicidio”, lo cierto es que la familia de la fallecida asegura que se trató de un femicidio, debido a que Soule sufría de violencia de género desde hacía años.

En comunicación con BigBang, la hermana de Verónica, Andrea Soule, contó que el lunes del hecho, Lisandro Cabral llegó a la casa de su mamá con las dos manos quemadas. “Le dijo ‘mire como estoy por salvarle la vida a su hija’, y entonces mi hermana y mi mamá salieron corriendo para la casa de ellos, que era cerca, a 100 metros. Cuando llegaron la encontraron tirada, y de la desesperación, la cargaron en el auto y se la llevaron”, explicó.

Según ella, mientras estaban en el hogar familiar, donde también vivían los dos hijos de la pareja de 8 y 12 años, el acusado se puso violento cuando la mamá y la hermana de la víctima empezaron a sospechar acerca de lo que había pasado.

“Mi hermana cuando vio como estaba Verónica, le dijo a él ‘yo te conozco’, y él las echó de la casa, le decía que se fueran. Ellas cargaron a Verónica en el auto de mi mamá, y mientras iban para el lado de Cañada Rosquín, Verónica les decía que no, que por favor no fueran par ahí, que es donde vive la familia de él”, comentó dolida.

Luego del hecho, Soule fue llevada hacia el hospital de Carlos Pellegrini, donde le hicieron los primeros auxilios y allí el médico que la atendió le dijo a su familia que su estado era crítico, porque tenía el cuerpo muy quemado. Después fue trasladada hacia otro centro, y finalmente la derivaron a Rosario, donde falleció este lunes.

“Mi hermana tenía el 88% del cuerpo quemado. Lisandro tenía el auto delante de la puerta de la casa, y no fue capaz de ofrecerse a llevarla, el le sacó la ropa y le puso una bombacha nueva, no sabemos para qué, porque es un psicópata. Cuando mi hermana y mi mamá salían de la casa para llevar a Verónica, llegó la familia de él, que viven a 12 kilómetros. O sea que esperó que llegara la familia para avisarnos a nosotros. Ni siquiera dijo que nos acompañaba, manoteó a los chicos cuando llegó a la familia y se fue”, aseguró la hermana de la víctima.

Según Andrea Soule, costó mucho que les tomaran la denuncia, porque incluso cuando la víctima ya estaba internada en Rosario, su madre regresó a Casas para ir a la comisaria, donde le aconsejaron que volviera cuando estuviera más tranquila y cuando, además, tuviera el documento de Verónica, que por razones obvias estaba adentro de su casa.

Sobre esto, dijo que la policía no registró la vivienda, y que incluso varios vecinos le contaron que durante el día posterior del hecho, el propio padre de Cabral se puso a baldear la vereda.

“Lisandro era un tipo grandote y mi hermana era chiquita, si hubiera sido un accidente, se hubiera tirado encima de ella para frenarla y no lo hizo. Vivían en una casa chiquita, decime, cómo la va a dejar quemarse de tal forma. Ni siquiera la subió a su auto, él solo quería que le creyéramos que le salvó la vida”, se lamentó.

Hasta el momento, no se realizaron pericias en la casa donde ocurrió el hecho, ni tampoco se le tomó declaración a Cabral. La única que habló con el fiscal que lleva adelante la investigación, Carlos Zopegni, fue la mamá de la fallecida, mientras que Andrea y los vecinos ofrecieron su testimonio para que luego sea aportado a la causa.

Además, el representante del Ministerio Público les explicó que hay que esperar el resultado de la autopsia para poder determinar cómo ocurrieron los hechos, aunque también les aclaró que la situación está complicado porque con la cuarentena no se puede mover a nadie.

Lo cierto, es que los hijos de la pareja se encuentran ahora al cuidado de Cabral y su familia, y desde que ocurrió el hecho, casi no han tenido contacto con sus tías. Recién en la noche de ayer ellas pudieron hablar por teléfono con la nena, aunque no saben ni los niños están al tanto de la muerte de su madre.

Antecedentes de violencia

A pesar de que Verónica Soule nunca denunció a su esposo, lo cierto es que su familia asegura que la violencia que él ejercía contra ella venía desde hacía años. Ambos comenzaron su relación hace 16 años, y durante este tiempo, se convirtieron en papás de una niña que hoy tiene 12 años, y de un nene de 8.

Sin embargo, el hecho de que tuvieran dos chicos a cargo, no impidió que la violencia dentro de la casa se viviera de manera habitual. Los que conocían a la víctima, sabían que muy seguido mostraba golpes en su cuerpo, pero que ella generalmente argumentaba que se había golpeado sin querer.

Lee más. Violencia de género durante la cuarentena: cómo pedir ayuda y qué hacer ante una situación de agresión

“Lisandro nunca nos dejaba hablar a solas con ella. Yo le decía siempre a mi marido que le hablara a él, a ver si nos podíamos acercar, pero él siempre estaba en el medio. Siempre la golpeó y una vez con mi hermana hasta nos peleamos porque me metí. Nosotras teníamos miedo de decirle algo, porque cuando lo hacíamos, ella se enojaba”, sostuvo la hermana de la víctima.

Según supo ella, el domingo anterior al hecho, Cabral estuvo hospitalizado por un problema de salud que no tuvo mucho importancia, y debido a que Soule estaba sola con los chicos, su familia aprovechó para ir a visitarla. “Yo digo que habrá sido por eso que se desencadenó todo”, se lamentó Andrea.

“Él manipulaba a la nena, y al varón lo trataba mal porque siempre andaba con la mamá. Mi hermana vivía para mis hijos, y siempre me decía que los cuidemos, y yo sé que ella va a estar más tranquila si ellos están con nosotros”, cerró apenada.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.