Centro de Informes

Viaje a Wuhan, el lugar donde todo comenzó, un año después

Aquí, empezó todo. Este es el lugar cero que definió el 2020 y lo que llevamos del 2021. Hace exactamente un año, aquí, en Wuhan, las calles estaban desiertas y sus hospitales, llenos de enfermos.
Hoy, sábado 23 de enero, un año después de que se ordenara su aislamiento, la ciudad china ha vuelto a la normalidad, aunque aún quedan indicios de que el coronavirus se manifestó allí por primera vez antes de propagarse por todo el planeta.

Allí, un grupo de expertos dela Organización Mundial de la Salud intenta determinar qué fue lo que ocurrió para que la pandemia sea lo que es y para que haya más de dos millnes de muertos en todo el mundo.
Pero ahora mismo, en la ciudad, los centros comerciales están atestados de gente y los embotellamientos volvieron a ser frecuentes.

La metrópolis de 11 millones de habitantes recobró su ritmo habitual, como también ocurrió en otras partes de China, donde la epidemia está prácticamente controlada desde la pasada primavera. El ambiente de ciudad fantasma y el caos vivido en los hospitales parece que quedaron en el olvido.
Sin embargo, todavía quedan huellas de la tragedia.

La exposición celebra la victoria sobre el coronavirus revindicada por China.

Aquí, en medio de banderolas rojas, maniquíes vestidos con trajes de protección y lemas a la gloria del Partido Comunista, una exposición celebra la victoria sobre el coronavirus revindicada por China.
Un año después de que esta ciudad entrara en cuarentena, China está intensificando la propaganda para proteger la reputación del régimen comunista, empañada por su gestión en las primeras semanas de la epidemia. 

El país pudo limitar el contagio a menos de 90.000 casos y 4.635 muertos, según el balance oficial, pero el virus se propagó por todo el mundo, con hasta ahora más de dos millones de fallecidos.
Por eso las autoridades quieren rendir homenaje a los primeros socorristas de principios de 2020, intentando borrar los aspectos menos gloriosos, como los interrogatorios de la policía a los médicos que dieron la alarma, ya a finales de 2019.

En un enorme parque de exposiciones de Wuhan, los visitantes pueden sumergirse en la atmósfera de la metrópoli cuando fue puesta en cuarentena.   

Esta ciudad a orillas del río Yangtsé, Wuhan se convirtió de la noche a la mañana en la primera del mundo en vivir el confinamiento. Lo mirábamos de lejos, creyendo que nunca nos llegaría. Allí, en Wuhan, las restricciones duraron 76 días.
Ahora,decenas de maniquíes vestidos con trajes de protección completa acoge a los visitantes, bajo un mar de banderolas rojas.
También hay camas de hierro que evocan los hospitales de campaña que se construyeron en pocos días para acoger a miles de pacientes, así como enormes retratos del presidente Xi Jinping. Algunos paneles más pequeños rinden homenaje al personal sanitario que sucumbió al virus.
Entre ellos el del doctor Li Wenliang, que fue acusado por la policía de propagar “rumores” cuando alertó a sus familiares sobre la aparición de un nuevo virus. 
Su muerte en febrero de 2020 desencadenó una ola de ira en las redes sociales, pero el texto que acompaña su foto no la menciona.
La identidad de la primera víctima de la que se tuvo noticia nunca se dio a conocer. Se sabe que se trata de un hombre de 61 años que hacía sus compras en el mercado Huanan de Wuhan.
Ese mercado, considerado como el primer gran foco de la epidemia, fue cerrado el 1 de enero de 2020. Ahí se vendían animales salvajes vivos, que al día de hoy se cree que fueron posibles transmisores del nuevo coronavirus al hombre. El mercado sigue cerrado, detrás de una larga valla.

La exposición emociona a Wang Chen, un visitante de 20 años. “Wuhan pasó un año difícil en 2020”, dice aunque asegura que China “gestionó muy bien la crisis”.
En los últimos días se han vuelto a registrar casos de contagio en el norte del país, con más de 100 positivos diarios, la cifra oficial más alta desde julio.
Un comité de expertos bajo mandato de la OMS llegó a la conclusión esta semana de que “habría sido posible actuar más rápidamente sobre la base de los primeros indicios” de la epidemia en China. 

Pero preguntada sobre la cuestión, la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, defendió la gestión sanitaria de Pekin.“Como primer país en hacer sonar la alarma de la epidemia mundial, China tomó decisiones rápidas y decisivas, aunque solo disponía de información incompleta” sobre el virus, subrayó.

Una película, y baile

Ayer, mientras tanto, se estrenó un documental en los cines chinos llamado “Días y noches en Wuhan”, que evita hablar de los muertos y el pánico que se apoderó de la ciudad.
Según un artículo de la página oficial de la película, “por el contrario, busca recrear el espíritu de resistencia [a la epidemia] a través del poder del amor”.

“Wuhan es la ciudad más segura de China e incluso del mundo ahora”, dice un hombre de 60 años, Xiong Liansheng, en un concurrido parque a orillas del río Yangtsé, donde los jubilados bailan o se dedican a hacer ejercicios físicos, algunos con barbijo.
“Los medios de comunicación chinos y las redes sociales hablan sobre la crisis y la desesperación en todo el mundo, excepto en China”, escribe un periodista chino que utiliza el seudónimo de Wei para resguardarse. “Pero nadie en China se atreve a hablar sobre el origen del virus a partir de Wuhan o los primeros errores causados por el gobierno. Lo único que se puede discutir sobre esta pandemia es qué tan bien lo ha hecho el gobierno y qué tan agradecido debe estar el pueblo chino con el gobierno”, concluye.


La investigación en marcha para saber qué pasó

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegaron a Wuhan el 14 de enero para estudiar el origen del coronavirus. La visita del equipo es muy delicada para el poder chino, que busca despegarse de toda responsabilidad en la pandemia.
El equipo de la OMS tiene como misión rastrear los orígenes del covid-19 y está integrado por científicos de diferentes nacionalidades. Iban a ser 15, pero como dos dieron positivo en el test de Covid-19, la delegación se redujo a 13. Actualmente, los 13 están cumpliendo una cuarentena estricta, por lo que podrán salir a la calle y realizar su trabajo de campo hasta el 28 de enero.

¿Qué harán? Básicamente, buscan arrojar luz sobre el inicio del coronavirus en Wuhan, aunque desde el mismo organismo destacan la dificultad que esto podría tener.
“Es posible que nunca lleguemos a encontrar al paciente cero ”, señaló la jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS Maria van Kerkhove. Su opinión es compartida por la viróloga Angela Rasmussen: “Una investigación sobre un origen zoológico puede llevar décadas, y es posible que nunca se encuentre el murciélago culpable o la especie intermedia (que transmitió el virus al ser humano). Es como buscar una aguja en un pajar de tamaño planetario”, escribió en Twitter.
La comunidad científica cree que el virus comenzó en un murciélago. Ahí, el patógeno habría saltado a una especie intermedia antes de transmitirse a los humanos.
La misión de la OMS es determinar cuál habría sido ese intermediario, hay algunos sospechosos, sin embargo, el organismo afirma que está buscando entre 500 posibles especies.

The post Viaje a Wuhan, el lugar donde todo comenzó, un año después appeared first on Diario Río Negro.

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.

Todo Bariloche

Conocé todo sobre la Ciudad de San Carlos de Bariloche.