Centro de Informes

Una banda criminal secuestró a misioneros estadounidenses y a sus familias en Haití

Al menos 15 misioneros estadounidenses fueron secuestrados por una banda criminal en la periferia de Puerto Príncipe.

Al menos 15 misioneros estadounidenses fueron secuestrados por una banda criminal el sábado en la periferia de Puerto Príncipe, Haití, informó la agencia de noticias AFP, que citó a fuentes de seguridad locales.

Los entre 15 y 17 estadounidenses, entre ellos niños, fueron raptados el pasado sábado por una banda armada que desde hace meses realiza secuestros y robos en la zona situada entre la capital de Haití y la frontera con República Dominicana, dijeron las fuentes.

Se desconocía si los captores pidieron el pago de un rescate, agregaron.

Un vocero del Gobierno de Estados Unidos dijo que estaba al tanto de la información sobre el secuestro pero que no tenía nada que agregar.

“El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de nuestras principales prioridades en el Departamento de Estado”, dijo, informaron medios locales.

“El bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de nuestras principales prioridades en el Departamento de Estado”

En la mañana del sábado, la banda denominada 400 Mawozo desvió varios autos que transitaban por rutas que controla y secuestró a los estadounidenses así como a ciudadanos haitianos, dijeron las fuentes citadas por AFP.

Los misioneros y sus familiares volvían de visitar un orfanato situado a unos 30 kilómetros de Puerto Príncipe, agregaron.

La situación en Haití

Una profunda crisis política paraliza el desarrollo socioeconómico desde hace largos años, y el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio pasado por parte de un comando armado en su residencia privada sumió al país caribeño aún más en la incertidumbre.

Las bandas armadas, que durante años han controlado los barrios más pobres de la capital haitiana, en estos últimos meses extendieron su poder a Puerto Príncipe y sus alrededores, donde el número de secuestros extorsivos está en aumento.

En los primeros tres meses de 2021, se registraron más de 600 delitos de este tipo, contra 231 en el mismo período de 2020, según el Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos, con sede en la capital haitiana.

“Desmantelar las bandas violentas es vital para la estabilidad y la seguridad ciudadana de Haití”

Uzra Zeya

El secuestro de los misioneros se produce luego de que el viernes el Consejo de Seguridad de la ONU votara por unanimidad para extender la misión política en el país.

Pocos días antes, funcionarios estadounidenses de alto nivel habían visitado Haití y prometieron más recursos para la Policía Nacional, incluidos otros 15 millones de dólares para ayudar a reducir la violencia de las pandillas, que este año ha desplazado a miles de haitianos que ahora viven en refugios temporales en condiciones cada vez más antihigiénicas.

De la reunión participaron el jefe de policía de Haití y la subsecretaria de Estado de Estados Unidos para la Seguridad Civil, la Democracia y los Derechos Humanos, Uzra Zeya.

“Desmantelar las bandas violentas es vital para la estabilidad y la seguridad ciudadana de Haití”, tuiteó Zeya recientemente.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.