Centro de Informes

Un homenaje de los exRedondos al público por mantener alta la antorcha ricotera

Con el saxofonista Sergio Dawi y el bajista Semilla Bucciarelli a la cabeza, nació el proyecto “Kermesse Redonda”. Foto: Victoria Egurza

Como ocurrió en su momento con Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, la “Kermesse Redonda”, el espectáculo puesto en marcha por varios exintegrantes del popular grupo a modo de agradecimiento al público que mantuvo viva su obra desde su separación en 2001, no para de crecer, tal como lo evidencia su desembarco mañana en Obras, su show del 28 de diciembre en el Teatro de Flores y su participación en la edición venidera del Cosquín Rock.

Con el saxofonista Sergio Dawi y el bajista Semilla Bucciarelli a la cabeza, este proyecto que nació sin mayores ambiciones que “dar la cara ante ese cariño” demostrado a lo largo de los años y tener un “ida y vuelta” con el público que “mantuvo alta la antorcha” ricotera ante la ausencia, se propagó sin proponérselo por el efusivo recibimiento que tuvo.

“Estamos contentísimos porque teníamos un prurito en meternos en esto porque a este `mundo redondo´ le tenemos tanto respeto y cariño que no queríamos hacer cagadas”, reconoció Dawi a Télam.

“Ahora, cada encuentro es tan deseado por nosotros como por el público”, remarcó de todos modos, sobre cómo le encontraron sentido al proyecto a partir de la respuesta recibida.

Pero a la hora de explicar las repercusiones, el saxofonista prefiere mostrar un video realizado entre el público, en donde personas de distintas generaciones manifiestan su emoción y agradecimiento por la posibilidad de asistir a un concierto en vivo con música de Los Redondos y, encima, tocada por gran parte de sus integrantes. “Lo anhelábamos”, dice allí un veinteañero y Dawi subraya esa palabra como la gran clave del sentir de los seguidores.

Es que al elenco estable de Los Decoradores, que actualmente incluye a los guitarristas Tito Fargo y Oscar Kamienomosky, al cantante Jorge Cabrera, al tecladista Fede García Vior y al baterista Hernán Aramberri; se le suelen sumar invitados que fueron parte de Los Redondos, como ocurrió en otras ocasiones con el Piojo Ábalos, Walter Sidotti, el Conejo Jolivet o Willy Crook, y como sucederá mañana con el Gonzo Palacios.

“Nosotros teníamos el espectáculo Semidawi e invitamos al Comando Pickless a tocar. Al final del show hacíamos seis temas de Los Redondos y la gente se ponía como loca. Fue así que nos pareció bueno hacer algo donde convidáramos a otros compañeros redondos con los que tocamos para que ellos también participen de todo esto. Muchos de ellos son de la primera época y tal vez no llegaron a vivirlo”, apuntó a esta agencia Semilla Bucciarelli.

“Básicamente es volver a encontrarnos con los compañeros y con el público que quedó muy colgado con la separación. Es un sentimiento muy fuerte como para cortarlo de esa manera”, añadió.

Dawi No somos una empresa somos una pequea familia que se va armando paso a paso No tenemos planes ni ambiciones Foto Victoria Egurza
Dawi: “No somos una empresa, somos una pequeña familia que se va armando paso a paso. No tenemos planes ni ambiciones”. Foto: Victoria Egurza

Lo cierto es que lo que en septiembre de 2017 parecía una oportunidad única de poder ver en un show en Ciudad Cultural Konex a gran parte de Los Redondos tocando material de la banda y recorrer stands con productos relacionados con el grupo, tuvo varias ediciones posteriores en distintos escenarios, gracias a esta atmósfera a la que Dawi y Semilla no encuentran palabras para definir por su intensidad, a pesar de sus esfuerzos.

Así, la “Kermesse Redonda” ocupó de manera natural y con derecho propio un espacio vacío que no lograban llenar ni siquiera los propios Indio Solari y Skay Beilinson, quienes en sus respectivos conciertos solistas lógicamente apenas abordan un puñado de canciones de la legendaria banda.

Claro que también había un riesgo previo a la primera aparición en público de Los Decoradores por el hecho de abordar esos temas tan característicos sin la voz del Indio ni la guitarra de Skay, pero esas dudas quedaron inmediatamente de lado.

“No era fácil la banda sin el Indio y sin Skay, pero empezamos a invitar a cantantes y encontramos ahí un camino. La voz la pone la gente. Los cantantes vienen nerviosos porque vienen a ocupar un lugar complicado y cuando ven que la gente canta todos los temas, se relajan. Eso es porque es más importante la música y el sentimiento que los que tocan”, dijo Semilla.

“Por eso decimos que el verdadero redondito hoy por hoy es el público y nosotros somos el pogo”, apuntó Dawi, quien además destacó que algunas voces tangueras y otras femeninas entre los invitados también resignificaron muchas canciones.

Por caso, en el show de este domingo en Obras estarán presentes el Chino Laborde, Julieta Laso, Nahuel Briones y Leticia Lee.

Pero otro aspecto que Semilla entiende que hace especialmente atractiva a la “Kermesse Redonda” es que “es como los orígenes de Los Redondos en los pubs, porque a un show del Indio o de Skay van miles de personas, pero acá es un ambiente más familiar en el que todos se conocen”.

A la hora de analizar los motivos por los cuales el mito ricotero no solo se mantuvo vivo en 20 años sino que además no paró de acrecentarse, Dawi arriesgó que se debe a que se trata de “una propuesta que mantuvo sus valores en el tiempo, en este mundo en donde la credibilidad se ha desvalorizado enormemente”.

“Desde el 2001 nosotros nunca pensamos en volver a tocar estos temas, pero ahora lo llamativo es que no es una propuesta nostálgica, es una propuesta que tiene un presente muy actual, estas letras siguen hablando de cosas que pasan hoy. Entonces vemos también ese espíritu que le da la diversidad, las distintas generaciones que se van sumando, que son también miradas distintas”, explicó el saxofonista.

Una vez más, casi a tono con las enseñanzas de Patricio Rey, Dawi afirma que la “Kermesse Redonda” se mueve “paso a paso, día a día, sin planificar”.

“Hace dos meses no pensábamos que íbamos a hacer Obras. Hace 20 días no sabíamos que íbamos a ir a Cosquín. No somos una empresa, somos una pequeña familia que se va armando paso a paso. No tenemos planes ni ambiciones. Somos independientes y no dependemos de planes estructurales o empresariales. Vamos haciendo”, concluyó.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.