Centro de Informes

Tres jueces plantearon una autoconvocatoria ante la negativa de sus colegas

Alejandro Slokar, uno de los tres jueces del Tribunal de Casación Penal que plantearon la iniciativa.

Tres jueces de la Cámara Federal de Casación Penal, el máximo tribunal de ese fuero, plantearon este jueves una autoconvocatoria para abordar los temas que pusieron en crisis a ese tribunal, pero el intento fue fallido frente a la negativa de sus colegas a hacerse presentes a la hora prevista para el encuentro.

La iniciativa fue de los jueces Alejandro Slokar, Ana María Figueroa y Ángela Ledesma, que el miércoles habían informado a la secretaría general de la Casación que este jueves a las 11 de la mañana precisarían conexión por medios telemáticos para poder llevar adelante un Acuerdo Plenario: para el éxito de la convocatoria necesitarían reunir a 7 de los 13 jueces a la hora señalada.

En el anticipo de la autoconvocatoria, los magistrados informaron que los motivos del encuentro serían dos, según pudo constatar Télam: “Deliberar en punto al ejercicio de la Presidencia del Cuerpo” y tratar el “oficio librado por las señoras juezas, Dras. Ana María Figueroa y Angela E. Ledesma de fecha 9 de marzo”.

El oficio que libraron las dos juezas hace ya un mes tenía por objetivo que desde la Presidencia del Tribunal se dispusiera la certificación de un mensaje de whatsapp escrito por el juez Juan Carlos Gemignani, el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, en el grupo que comparten los treces jueces de la Casación.

“Feliz día para todas!!! ¡¡¡Especialmente para las delincuentes!!!”, fue la primera frase del mensaje que, a un mes de escrito, no fue certificado y que le valió a Gemignani –que días atrás se bajó de ese grupo de whatsapp llamado Acuerdo Virtual- al menos tres denuncias ante el Consejo de la Magistratura.

Los jueces que plantearon la autoconvocatoria lo hicieron ante la falta de respuesta positiva por parte del presidente de la Casación, Gustavo Hornos, a quien en reiteradas oportunidades le reclamaron que fuera él quien convocara.

La crisis en el tribunal se desató semanas atrás, cuando el entonces diputado nacional y actual ministro de Justicia, Martín Soria, reveló a través de su cuenta de twitter que el presidente de la Casación había visitado en al menos seis oportunidades la Casa Rosada cuando gobernaba Mauricio Macri.

Pocos días después, el juez Gemignani quedó en el foco de los cuestionamientos, cuando escribió el mensaje que provocó, entre otras cosas, que la ministra de la Mujer, Diversidad y Género, Elizabeth Gómez Alcorta, preguntara al tribunal si se había abierto alguna actuación en relación a eso (la respuesta fue negativa).

La crisis se agravó el último fin de semana, cuando el portal de noticias El Despate publicó una investigación periodística en la que dio cuenta que otro juez de Casación, Mariano Borinsky, había concurrido en al menos 15 oportunidades a la Quinta de Olivos, cuando allí residía el entonces presidente Mauricio Macri.

La Cámara Federal está integrada por trece jueces, divididos en cuatro salas: Hornos (presidente), Figueroa, Daniel Petrone y Diego Barroetabeña (sala I); Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacobocci (sala II); Gemignani, Liliana Catucci y Eduardo Riggi (Sala III) y Borinsky, Javier Carbajo y Ángela Ledesma (sala IV).

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.