Centro de Informes

Repudio al submarino nuclear de EE.UU. y los aviones británicos en las Islas Malvinas

En las últimas horas trascendió que la marina de los Estados Unidos y la aviación británica realizaron tareas de control y ejercicios militares con flota de propulsión nuclear en una franja del Atlántico Sur, declarada como Zona de Paz y Cooperación por Naciones Unidas, en el marco del reclamo argentino por la soberanía de las Malvinas y el archipiélago.

El hecho fue advertido y denunciado por la provincia de Tierra del Fuego como una “flagrante violación” a los acuerdos internacionales resueltos en el marco de la disputa por la soberanía de los territorios de ultramar argentinos. Además, se alertó sobre las posibles consecuencias ambientales que podría tener un accidente en la zona.

Lee más | Cara a cara con el femicida de Úrsula: “Mostró una apatía total y mucha frialdad”

El despliegue militar fue confirmado por el propio Comando de Fuerzas Submarinas del Atlántico estadounidense, que a través de Twitter precisó que en esa región de ultramar en los últimos días navegó el USS Greenville (SSN 772), un submarino de propulsión nuclear que cuenta en su historial con tres accidentes. En uno de ellos ocurrido en el 2001, chocó contra un buque pesquero japonés, lo hundió y provocó la muerte de 9 tripulantes.

En la misma publicación se reconoce que las tareas fueron realizadas en colaboración con aviones británicos. “Nuestras Fuerzas Submarinas dependen de alianzas y asociaciones para disuadir la agresión marítima, defender nuestros intereses nacionales y dominar el dominio submarino”, dijo el titular de esa fuerza norteamericana, el vicealmirante Daryl Caudle.

Ante esta peligrosa situación, el Gobierno argentino expresó hoy su “grave preocupación” por la navegación en el Atlántico Sur de un submarino estadounidense y recordó que “portar y emplear armamentos nucleares en el Atlántico Sur” contradice resoluciones de Naciones Unidas en la materia.

A través de un comunicado, la Cancillería expresó su “grave preocupación por una información surgida de la cuenta oficial de Twitter del Commander Submarine Force Atlantic (Consublant) por la cual se señala que recientemente habrían operado con apoyo británico en el Atlántico Sur, demostrando el alcance global de ambas naciones”.

Lee más | La segunda ola: creen que sería en mayo, pero no descartan un rebrote en marzo y abril

“Corresponde recordar que la presencia de naves susceptibles de portar y emplear armamentos nucleares en el Atlántico Sur contradice la Resolución 41/11 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Zona de Paz y Cooperación en el Atlántico Sur), que entre otras disposiciones, exhorta a los Estados de todas las demás regiones, en especial a los Estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente la región del Atlántico Sur como zona de paz y cooperación”, se señaló en el texto difundido este mediodía.

“No es la primera vez que la Argentina ha marcado, por otra parte, la presencia de una base militar británica en las Islas Malvinas, que es asimismo contraria a distintas resoluciones de las Naciones Unidas como la 31/49, que pide a los Gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte que aceleren las negociaciones relativas a la disputa sobre soberanía”, agregaron.

Por último, en el comunicado se insta a “todos los Estados signatarios del Tratado sobre la proscripción de las armas nucleares en América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) y sus Protocolos Adicionales a respetar sus disposiciones y abstenerse de realizar todas aquellas actividades que pongan en peligro el estatuto de desnuclearización militar de la región”.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.