Centro de Informes

Provincia intensificará los testeos en barrios vulnerables y temen un brote en Villa Itatí

Con el foco puesto en los barrios vulnerables, el Gobierno bonaerense desembarcará esta semana en una decena de villas y asentamientos con el objetivo de relevar a todos los vecinos y someter a los testeos del operativo Detectar a quienes tengan algún síntoma vinculado al coronavirus. Con Villa Azul cerrada y aislada, temen un brote de casos en la lindera Villa Itatí, donde viven más de 50 mil personas, y hasta este martes había siete personas infectadas y en algunas zonas hay muy baja presión de agua.

El despliegue será focalizado en los barrios vulnerables del Conurbano bonaerense, donde se teme un brote masivo de contagios. Será coordinado a través del recientemente creado Comité de Emergencia, mediante el cual se coordinarán operativos entre Nación, Provincia y los 40 distritos que conforman el Área Metropolitana. El temor es que se registre un brote similar al que ocurrió en el Barrio Mugica (ex Villa 31), donde se confirmaron más de 1.660 casos.

Hasta ahora, el caso más parecido es el de la Villa Azul, un asentamiento con más de 3.000 habitantes ubicado en el límite entre Quilmes y Avellaneda, donde hasta ayer había 84 casos positivos de coronavirus y el Gobierno bonaerense definió “aislar” al barrio y dispuso que el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad junto a los dos municipios garanticen la alimentación y los productos de limpieza a los vecinos. “Es el único barrio con contagios exponenciales”, señaló a BigBang una alta fuente del Gobierno bonaerense.

Leé más | “Se construyen ghettos de pobres”: un funcionario de Nación le apuntó a Ciudad y Provincia el coronavirus en las villas

Pero el foco no está sólo puesto en Villa Azul: a pocos metros se encuentra Villa Itatí, un barrio mucho más grande, que de acuerdo al último censo de Barrios Populares de la provincia de Buenos Aires realizado en 2018 tenía 15.142 habitantes. A eso se le deben sumar los otros barrios que conforman el asentamiento, uno de los más grandes del Conurbano, con entre 50 y 60 mil habitantes. “Si el virus llega a Itatí sería muy difícil de contener”, señalaron. Por las propias condiciones de la villa, sería imposible garantizar un aislamiento similar al de Villa Azul.

En Itatí, además, algunos vecinos denunciaron la baja presión y hasta la falta de suministro de agua. Axel Fernández, de la Asociación Civil Luchemos por Ellos, señaló a BigBang que hay un sector del barrio que lleva 13 días sin servicio o con baja presión. Fernández coordina un comedor comunitario que por día alimenta a 295 familias – 895 personas – y remarcó que las autoridades llevaron un camión cisterna, aunque desde allí deben trasladarla a las viviendas. “Estamos preocupados por el avance del coronavirus, hay mucha gente con otras enfermedades que está en riesgo”, sostuvo.

Leé más | Pandemia y desigualdad: preocupación por los 4 millones de personas que viven en barrios vulnerables

CONTROL Y TESTEOS EN EL CONURBANO

Esta semana el Gobierno bonaerense intensificará los relevamientos y testeos en barrios vulnerables de la Provincia. Según adelantaron a BigBang, esta semana desembarcarán los operativos en las villas La Cava, Don Orione, 9 de Julio, Ejército de los Andes (Fuerte Apache) y asentamientos de San Martín y Tres de Febrero. En Villa Itatí, que hasta ahora tiene siete casos, continuará el despliegue del Estado el jueves. “Se releva en busca de síntomas, es un error decir que se testea poco, no tiene sentido testear a todo el mundo, porque el falso negativo es del 80 por ciento; es un desastre testear por demás porque hay gente que puede sentirse tranquila de que no está contagiada y quizás es asintomática y puede contagiar a un montón de personas”, señaló a BigBang un funcionario clave de la Provincia.

En este sentido, detallaron que entre el 8 y el 24 de mayo, se relevaron 21 barrios de nueve municipios. Según supo BigBang, se relevaron 9.649 viviendas; 48.451 personas, se registraron 201 casos sospechosos y se confirmaron 67 casos. A eso hay que sumarle los otros 28 confirmados entre el lunes y el martes en Villa Azul. En La Cárcova y Villa Hidalgo, ambos asentamientos de San Martín, se detectaron tres casos y cuatro casos respectivamente.

El otro dato clave que miran con atención es la ocupación de la terapia intensiva, que por ahora ronda entre un 15 y un 20 por ciento y no representa una preocupación. “Los hospitales están lejos del colapso”, afirmó un funcionario ante la consulta de este medio.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.