Centro de Informes

Preocupación por exceso de pescadores en el río Limay

Desde hace años desde nuestras notas tratamos de difundir la importancia de pescar con devolución como de respetar las normas en cada pesquero, todo con el fin de no agotar los recursos que permiten la práctica de esta hermosa actividad. Aun así, es recurrente escuchar advertencias o ver preocupación sobre ciertos abusos en algunos ámbitos importantes. En este caso nos toca hablar del río Limay, emblema de la pesca de truchas.

Según publicó el medio El Cordillerano, Guillermo Pelado Ricigliano, reconocido guía e instructor de pesca de la zona, advierte que el río Limay presenta una situación compleja debido a la abundancia de pescadores y a la falta de ética por parte de algunos de ellos. Una combinación que puede afectar negativamente los recursos del afluente: “No hay estudios para medir la carga que puede tener el río como presión de pesca”, advierte Guillermo.

“En los últimos años, en esta época, se observa un caudal enorme de pescadores, y guías con sus botes, en los primeros tramos del río, y eso causa una serie de inconvenientes”, afirma el experimentado guía, que también cuestiona la actitud de algunos aficionados: “En el fondo, es una cuestión de comportamiento, en relación a la idiosincrasia. Si no te enseñaron respeto y cultura, vas a actuar inadecuadamente en cualquier lado, no importa la edad”.

Guillermo afirma que el primer tramo del Limay es el más complejo. En esta altura del año el río está muy bajo y la presencia de pescadores es muy alta, ya sea embarcados o pescando desde la costa.

Esta concentración excesiva de pescadores se debe a que “entre fines de febrero y principios de marzo, comienzan a entrar grandes especímenes de truchas -marrones y arcoíris- al Limay, porque es un lugar de desove […] por eso los cardúmenes son más abundantes”, aclaro Guillermo.

“La mayoría de los pescadores busca el tamaño récord de truchas, y, en este momento, hay dos ambientes que ofrecen eso en la Patagonia: Río Grande, en Tierra del Fuego, y el Limay superior”, continúa.

1705_pesca

Por último, el guía también afirma que el tema no es tenido en cuenta por las entidades públicas. Por ejemplo señala a Parques Nacionales, quienes deberían “eliminar la pesca antirreglamentaria, porque eso también es un proceso de carga sobre el ambiente”, afirma Guillermo.

Fuente: El Cordillerano

Galería de imágenes

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.