Centro de Informes

París satisfecho con que Couche-Tard colabore con Carrefour y no lo compre

Vista general del logo de Carrefour en un supermercado en Lormont, cerca de Burdeos. EFE/CAROLINE BLUMBERG/Archivo
Vista general del logo de Carrefour en un supermercado en Lormont, cerca de Burdeos. EFE/CAROLINE BLUMBERG/Archivo
(CAROLINE BLUMBERG/)

París, 20 ene (EFE).- El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire se mostró este miércoles satisfecho con el cambio de estrategia del grupo canadiense Couche-Tard, que abandonó su proyecto de comprar el francés Carrefour después del veto que él mismo le puso, y ambas empresas hayan optado simplemente por colaborar.
“Prefiero la solución que se ha retenido”, explicó Le Maire en una entrevista al canal BFM Business, después de justificar la negativa que había impuesto a una operación de toma de control de Carrefour basándose en una ley de 2019 que incluyó la distribución alimentaria entre las “actividades estratégicas” sobre las que el Ejecutivo puede intervenir para impedir que caigan en manos extranjeras.
El ministro insistió en que lo que quería evitar era que una compañía extranjera se hiciera con la que es la mayor empresa privada por el número de empleados en Francia (más de 100.000), y que además tiene una cuota de mercado del 20 % en la distribución.
Reiteró en que su deber como ministro es vigilar que “el conjunto de la cadena alimentaria francesa (…) esté garantizada”, algo que, a su parecer, se ha visto que es particularmente necesario con la crisis de la covid, que ha puesto en evidencia el riesgo de que bienes básicos como los alimentos dejen de circular.
Carrefour y Couche-Tard anunciaron el pasado sábado que abandonaban su proyecto de fusión, pero avanzaron que mantendrán negociaciones para examinar nuevas oportunidades de “asociación operativa”.
De haber seguido adelante la operación, hubiera sido la mayor de la historia de Couche-Tard, una empresa que ha pasado en relativo corto tiempo de ser una pequeña tienda de barrio creada hace 40 años a un gigante global con 9.261 establecimientos en Norteamérica y 2.722 en Europa.
Couche-Tarde había ofrecido fusionar las dos empresas a un precio de 20 euros por cada acción de Carrefour, que hubiera quedado así valorada en unos 14.000 millones de euros (unos 16.900 millones de dólares), cerca de un 30 % más de lo que valía en Bolsa antes de que se hiciera público ese proyecto.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.