Centro de Informes

Marco Enríquez-Ominami se reunirá “muy pronto” con Boric de cara al balotaje

Marco Enríquez-Ominami obtuvo un 7,61% de los sufragios en la primera vuelta de las elecciones chilenas.

El exaspirante presidencial por el Partido Progresista​ de Chile y fundador del Grupo de Puebla Marco Enríquez-Ominami afirmó este miércoles en una entrevista con Télam que “muy pronto” se reunirá con el candidato de la izquierda Gabriel Boric, quien en el balotaje del próximo 19 de diciembre enfrentará al aspirante de ultraderecha José Kast, y destacó la necesidad de conformar un “frente democrático” para evitar la llegada del pinochetista al poder.

Candidato por cuarta vez en unos comicios presidenciales, Enríquez-Ominami obtuvo un 7,61% de los sufragios el pasado domingo en la primera vuelta de las elecciones, marcada por una fuerte abstención del 53%, en la que se impuso Kast con un 27,9% de los votos, seguido de Boric con un 25,8%.

-Télam: Con respecto al balotaje en Chile, usted aseguro que no votará por Kast, ¿pero apoyará a Boric?

-Marco Enríquez-Ominami: Kast hizo un homenaje al asesino de mi padre, por lo cual la respuesta cae de cajón. Tengo dos candidatos en segunda vuelta: uno que homenajea al asesino de mi padre y otro que pertenece a una familia. Lo que sí le he planteado públicamente al candidato (Boric) es que creo tiene que hacer dos cosas. Una, unir a la oposición y hay que trabajar en eso rápidamente, incluso acelerar un poco el ritmo. Hacer lo que yo llamo un frente democrático anti extrema derecha y confrontar con los valores que proponen las extremistas. Y lo segundo, un programa de Gobierno común y creo que hay que hacerlo muy rápido.

-T: Justamente, Boric se reunió ayer con la Democracia Cristiana y contactó a las directivas del Partido Socialista y el Partido por la Democracia. ¿Con usted ha hablado o van a reunirse?

-MO: Sí, nos vamos a reunir muy pronto y no puedo anunciar mucho, pero lo importante es que espero que convoque pronto a la unidad. Esa es la ruta correcta porque no le va a alcanzar a él con su grupo ni nos va a alcanzar con una suma de estampillas y de calcomanías. Se requiere algo más que armar una nueva coalición.

-T: ¿Qué significa que a mas de 30 años de la vuelta de la democracia en Chile un pinochetista saque casi un 28% de los votos y la centroderecha casi un 13%?

-MO: Primero, una gran manipulación mediática y empresarial porque lograron cambiar el eje de toda elección normal, que son el cambio y la continuidad, a una nueva elección sobre el orden y el desorden. Chile es una democracia triste, con anemia y con arritmia, y creo que la manipulación de la derecha fue muy exitosa: presentar a Kast como el factor de orden cuando propone eliminar la ley de aborto -que ya se aprobó-, propone que las mujeres casadas con dos hijos tengan más derecho que las solteras, salir de Naciones Unidas y frenar la nueva Constitución y mantener la de Augusto Pinochet. Eso es el caos. Por eso creo que (Javier) Milei, Kast, (Jair) Bolsonaro son hijos de una estrategia muy predecible que creo la izquierda no termina de entender: la confrontación. Ellos instalan una teoría de la confrontación y tenemos que confrontar con ellos también porque la mera enumeración de propuestas progresistas no va a alcanzar. Van a tener también que enfrentar a la extrema derecha en las reglas de ellos porque usando su poder mediático nos manipulan y manipulan el debate. Kast ya fue imputado 16 años, voto dos veces por Piñera, es la continuidad y estamos en crisis y en caos en este momento. Estoy convencido de lo que viene en el país es muy muy grave porque si no nos unimos podría ocurrir lo impensado y que Chile tenga un Bolsonaro dos.

-T: ¿Cree que Boric logrará llegar al poder?

-MO: Creo que la respuesta es una sola: debe. No tiene ningún otro margen. Es demasiado grave que Chile, después de 31 años de democracia, una democracia que se fue entristeciendo en su participación con la desmovilización y después de la mayor revuelta social de la historia del país en 2019, terminemos en manos de quien piensa que la Constitución de Pinochet es el futuro de Chile.

“Nos vamos a reunir muy pronto y no puedo anunciar mucho, pero lo importante es que espero que convoque pronto a la unidad. Esa es la ruta correcta porque no le va a alcanzar a él con su grupo ni nos va a alcanzar con una suma de estampillas y de calcomanías. Se requiere algo más que armar una nueva coalición”

-T: Y de hacerlo, ¿cree que tiene que negociar con la derecha?

-MO: Es inevitable porque la oposición no obtuvo la mayoría suficiente en el Senado. Por tanto, va a haber una obligación de construir democráticamente las transformaciones. Por eso es tan importante que la diferencia en en segunda vuelta sea sustantiva y clara. Además, agregaría que el verdadero desafío es movilizar a los chilenos porque los jóvenes y más del 50% de Chile no fue a votar.

-T: Usted ya ha señalado durante la campaña sus diferencias con Boric, principalmente en materia de experiencia política. Sin embargo, muchos ven algunas semejanzas en sus proyectos políticos. ¿Cree que Boric construyó lo que usted estaba construyendo y no pudo terminar?

-MEO: Creo que a mi me tocó romper la puerta en el 2009, cuando era diputado y tenía 35 años igual que él, y obtuve la votación más alta de la historia de Chile para un independiente. Yo rompí la puerta y la cruzaron otros, claramente, porque me cayó encima el lobo. Tuve a 15 fiscales encima y siete años de juicios y los terminé ganando todos. Pero, efectivamente, creo que él representa hoy una oportunidad de unir a la centroizquierda, cosa que no pude hacer. Tiene la oportunidad de lograr algo que siempre quise que era la renovación de la centroizquierda en unidad. Logré la renovación, pero no logré la unidad. Objetivamente, eso es un pendiente y por eso creo que ahora el diputado necesita de un frente democrático, de una nueva coalición que no sea solo la suya, y de un programa de Gobierno común.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.