Centro de Informes

Los líderes de África occidental acceden a la transición civil de 18 meses en Mali

EFE/EPA/CHRISTIAN THOMPSON
EFE/EPA/CHRISTIAN THOMPSON
(CHRISTIAN THOMPSON/)

Accra, 16 sep (EFE).- Los líderes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) accedieron a la petición de la junta militar que en agosto tomó el poder en Mali para una transición de 18 meses, en vez de un año, siempre que tanto el presidente como el primer ministro sean civiles.
“Los jefes de Estado y Gobierno tomamos nota de que la duración de la transición política será de un máximo de 18 meses, empezando hoy 15 de septiembre de 2020”, se extrae de un comunicado publicado por el organismo africano esta madrugada.
Además, entre las decisiones acordadas el martes en Accra, durante la cumbre extraordinaria de líderes del bloque regional a la que asistió el jefe del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP, militar) de Mali, coronel Assimi Goita, también figura la exigencia, repetida en varias ocasiones, de que las dos cabezas de la transición sean civiles para todo el periodo que dure.
Y que el CNSP “se disolverá inmediatamente después de que la transición civil se instale”.
Ocho presidentes y vicepresidentes de países de África occidental se reunieron bajo la invitación del jefe de Estado de Ghana, Nana Addo Akufo-Addo, quien asumió la semana pasada la presidencia rotatoria de la CEDEAO, un organismo regional con quince países miembros al que pertenece Mali.
“No podemos permitirnos ninguna demora más para establecer un Gobierno responsable en Mali después del golpe” del pasado 18 de agosto, declaró el martes Akufo-Addo en la Villa Presidencial en Peduase, a las afueras de Accra.
El plazo vencía el martes para que la junta militar designara a los veinticinco miembros que deberían formar parte del Gobierno interino dirigido, según demanda la CEDEAO, aunque finalmente no se cumplió.
Según el comunicado, el nombramiento del presidente y vicepresidente de la transición “se hará de forma inmediata” y una vez asuman sus nuevos cargos, las sanciones de este organismo que pesan sobre Mali serán retiradas.
Estas sanciones incluyen el cierre de fronteras, la suspensión de los flujos financieros y la exclusión de Mali de todos los organismos de decisión de la CEDEAO hasta que se restablezca el orden constitucional, medida adoptada también por la Unión Africana.
El pasado sábado, el diálogo nacional entre las fuerzas políticas del país y la junta militar, que tomó el poder en Mali tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Ibrahim Boubacar Keita (IBK), concluyó con un plan de transición de dieciocho meses de duración, exigencia a la que ahora parece acceder la CEDEAO.
Tras acabar la reunión, a última hora del martes, el presidente de Ghana dijo a los medios que el líder de la junta aceptó la petición de la CEDEAO de formar pronto un Gobierno civil y que este tendrá que analizarla en Bamako con sus colegas.
“El punto de vista de la CEDEAO es que los asuntos que se han presentado deben ser tratados en cuestión de días y no de semanas para que podamos comenzar el proceso de normalización de la situación en Mali”, zanjó el jefe de Estado ghanés.
Akufo-Addo adelantó que el mediador de la CEDEAO, el expresidente nigeriano Goodluck Jonathan, viajará a Bamako en unos días y que espera que, para cuando llegue a la capital maliense, la junta militar haya dado los pasos que requiere el bloque para poder levantar las sanciones impuestas tras el golpe de Estado.
El movimiento M5-RFP, el mayor colectivo opositor al régimen del ahora expresidente Ibrahim Boubacar Keita, se desmarcó el pasado día 13 del plan de transición acordado tras tres días de diálogo nacional, entre otros motivos, por no limitar a una personalidad civil los cargos de presidente interino y primer ministro.
Los líderes regionales temen que el golpe pueda sentar un precedente peligroso en África Occidental y permitir que fuerzas yihadistas con vínculos con Al Qaeda y el Estado Islámico tomen más terreno en la región del Sahel.
El golpe del 18 de agosto acaeció tras varias semanas de gran inestabilidad en el país, con protestas multitudinarias y disturbios en las calles protagonizados por multitudes que exigían la renuncia del Ibrahim Boubacar Keita, en el cargo desde 2013.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.