Centro de Informes

LLaryora emite Letra por $600 millones para sueldos mientras la recaudación se derrumba

Será un instrumento a 91 días. Amortizará al cierre y pagará una tasa mínima de 33,6%. La recaudación se utilizará para completar el pago de salarios que insumirá un costo total de $1.400 millones. Es la segunda emisión desde que comenzó la cuarentena. La coparticipación a Córdoba se precipitó en mayo

 

Por Alfredo Flury

La Municipalidad de Córdoba emitirá mañana una nueva Letra del Tesoro, en este caso por hasta 600 millones de pesos, la segunda desde que comenzó la cuarentena.

El dato no es menor. Desde la puesta en marcha del aislamiento social y obligatorio en el marco de la pandemia, los ingresos tributarios han caída al ritmo del cierre de la economía. Los gastos, por su parte, se mantienen sin mayores cambios, más allá del ajuste del 10 por ciento en salarios que logró la comuna a partir del achique de la jornada laboral.

Sin datos oficiales sobre recaudación municipal, el último número disponible es la fortísima merma de la coparticipación nacional a Córdoba que en mayo subió apenas 9,06 por ciento en términos nominales, muy por debajo de una inflación interanual que rondará 45 por ciento.

Parte de la coparticipación nacional que reciben la Provincia luego se destina a los municipios, entre ellos a la ciudad capital. 

Respecto a la Letra, la Serie XXXVII que se emitirá mañana, será a 91 días de plazo y amortizará capital e intereses íntegramente al cierre, esto es el 3 de septiembre próximo.

La herramienta pagará una tasa mínima de 33,6 por ciento nominal anual. Sin embargo, el costo final saldrá del margen que ofrezcan los inversores y de la tasa de corte que resuelva el municipio. 

La Letra tendrá como garantía la recaudación de Grandes Contribuyentes de la tasa que incide sobre la Actividad Comercial, Industrial y de Servicios.

El instrumento que fue calificado por Moody´s Ca.ar, será colocado por el Banco de Córdoa, el Banco de Servicios y Transacciones, Puente, AdCap Securities Argentina, el Banco Ciudad de Buenos Aires y el Banco de Crédito y Securitización. En tanto, Bancor será el agente organizador.

El 29 de marzo pasado, el municipio colocó una Letra similar, en este caso por 466 millones de pesos, también a 91 días de plazo.

Esa herramienta deberá cancelarse en 30 días, según el plazo de la contratación.

La intención de la administración de Martín Llaryora es utilizar esos instrumentos para cubrir necesidades de caja, tal como lo hizo su antecesor Ramón Mestre. De hecho, el ex intendente fue quien inauguró la serie de Letras en 2012, a poco de asumir. Desde entonces, el radical emitió 35 series. El instrumento fue puntal de su administración financiera.

Llaryora seguirá, en ese objetivo, el mismo camino que su sucesor. De hecho, el municipio tiene aprobado por el Concejo Deliberante un programa de Letras del Tesoro por un monto máximo en circulación de 2.000 millones de pesos “o su equivalente en moneda extranjera, en distintas series con vencimientos de hasta 360 días”,

A poco de asumir la actual gestión, ya el 30 de diciembre, debió cancelar una Letra emitida en septiembre por Mestre por un total de 184,3 millones de pesos.

En tanto, el 26 de febrero pasado, pagó otros dos vencimientos por un total de 590,16 millones de pesos, entre capital e intereses. De esa forma, quedó a “foja cero” con las Letras de Mestre. 

Días después, canceló 5,9 millones de dólares de un nuevo servicio de intereses del bono por 150 millones de dólares también emitido por el ex intendente que vencerá en 2024 pero que recién desde el año próximo comienza a amortizar capital. 

Por lo demás, es una incógnita la situación económica financiera de la comuna, más allá de las declaraciones del intendente sobre la drástica caída de los ingresos, pero sin mayores percisiones.

De hecho, el último dato oficial disponible en la web municipal es la ejecución presupuestaria al tercer trimestre del año pasado.

La discontinuidad de la información publicada en el sitio de Datos Abiertos del municipio es un claro retroceso institucional de esta administración en el acceso a la información pública y en este caso a un insumo clave para conocer cuál es el estado de las cuentas de la comuna. Desde el Ejecutivo prometieron regularizar la publicación de datos pero aún no hubo avances, a menos en el tema económico.

Por el contrario, la Provincia sigue publicando de manera regular sus números, entre ellos recaudación y ejecución presupuestaria.

 

Coparticipación en picada

Un indicio, sin embargo, de la caída de los ingresos de la comuna se puede obtener a partir de cifras de coparticipación a municipios que informa la Provincia y, más reciente, de los giros nacionales a Córdoba en mayo y que en parte gotean también a municipios y comunas.

En ese marco, los envíos a Córdoba en el quinto mes del año totalizaron 13.833,01 millones de pesos, apenas 9,06 por ciento mayores al año pasado. La caída en términos reales es elocuente, con una inflación interanual que se ubicaría en torno al 45 por ciento.

La coparticipación entre la provincial y la nacional, representan para el municipio poco menos del 40 por ciento de sus ingresos.

Por el contrario, los giros nacionales son para la provincial es principal soporte de la recaudación y explican seis de cada 10 pesos de los ingresos de Córdoba.

Sumados los primeros cinco meses del año, los envíos nacionales a la Provincia alcanzaron a 60.563 millones de pesos, 23,36 por ciento mayores a igual período del año pasado. Es claro que la baja que en rigor se venía manifestando todavía en febrero aunque con claros indicios se pasar a terreno positivo, se agudizó tras la cuarentena.

De esta forma, los giros por coparticipación suman más de dos años con sucesivas mermas.

 

Esperan por crédito del FFDP

Mientras tanto, el Gobierno provincial aguarda que esta semana se firme un acuerdo con el Gobierno nacional para acceder a un crédito del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial (FFDP). La obtención del financiamiento es clave para que la administración de Juan Schiaretti pueda completar el pago de sueldos y jubilaciones cuyo cronograma se concentrará principalmente esta semana pero también la próxima.

Este fin de semana se conoció que el Gobierno provincial solicitó 11 mil millones de pesos por ese concepto que luego deberá devolver en 36 cuotas a bajo interés.

Sin embargo, difícilmente la asistencia sea por ese monto. De hecho, en total hay 60 mil millones de pesos disponibles por ese concepto. Pero ya hay 11 mil millones de pesos del cupo que fue otorgado a Tucuman y Chubut, las primeras dos provincias en firmar el acuerdo. En ese contexto, todo hace suponer que si Córdoba accede al crédito, será por un monto en torno a 5 o 7 mil millones de pesos, no mucho más allá de esa cifra.

En paralelo, el viernes, el Ejecutivo provincial envió a la Legislatura un proyecto de Ley por el que solicita reperfilar vencimientos de deuda por 1,203 millones de dólares.

Se trata de tres bonos bajo legislación extranjera y uno bajo legislación local que entrarán en la reestructuración de la deuda de Córdoba.

La decisión de renegociar vencimientos, confirmada 30 días atrás por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, ahora aguarda definiciones del Gobierno nacional. Es que en primera instancia, será la administración de Alberto Fernández la que busque cerrar un acuerdo con los bonistas para luego dar paso a las reestructuraciones de las provincias, entre ellas Córdoba.

 

Pagan vencimiento

En tanto y mientras aguarda definiciones sobre la renegociación de deuda, el próximo 10 de junio la Provincia pagará un nuevo servicio de intereses del Título de Deuda al 7,125% con vencimiento en 2021. El pago de este nuevo cupón supone 25,82 millones de dólares.

De esta forma, la Provincia busca despejar dudas sobre un eventual default a la espera de renegociar con los bonistas aunque recién una vez que la Nación culmine con el proceso que seguramente se extenderá por al menos una semana más.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.