Centro de Informes

Líder mapuche responsabiliza a Gobierno de Chile si muere por huelga seca

Un policía sostiene la bicicleta de un detenido en los alrededores de la Plaza Italia durante las protestas en contra del gobierno chileno y a favor del pueblo Mapuche, hoy en Santiago (Chile). EFE/Elvis González
Un policía sostiene la bicicleta de un detenido en los alrededores de la Plaza Italia durante las protestas en contra del gobierno chileno y a favor del pueblo Mapuche, hoy en Santiago (Chile). EFE/Elvis González
(ELVIS GONZALEZ/)

Santiago de Chile, 14 ago (EFE).- El machi (líder espiritual) mapuche Celestino Córdova, condenado por asesinato, responsabilizó este viernes al Gobierno de Chile de su potencial muerte a horas de comenzar una huelga seca tras más de 100 días en una de hambre y después de que la Justicia rechazara su solicitud de cambio de condena.
“Como aquel gobernante no tiene suficiente sabiduría para resolver los distintos conflictos sociales, por no estar a la altura finalmente me matará”, indicó Córdova en una grabación de audio entregada a los medios por sus portavoces.
El machi, quien fue traslado desde la cárcel de Temuco (sur) a un hospital por su crítico estado de salud, confirmó que recrudecerá su protesta a partir de este fin de semana.
“Por la libertad de todos los presos políticos mapuche y no mapuche, por los derechos y dignidad del pueblo-nación mapuche, por la devolución de nuestros territorios ancestrales, por los antiguos y recientes caídos en manos del Estado chileno, estoy dispuesto a dar la vida”, agregó.
Córdova comenzó hace 103 días una huelga de hambre como medida de presión para que se le otorgue un permiso de seis meses en su casa mientras dure la pandemia y renovar su “rewe” o energía espiritual.
El machi, que ya disfrutó de ese permiso durante unas horas en julio de 2018, fue condenado a 18 años de cárcel por el incendio que en 2013 provocó la muerte al matrimonio de ancianos agricultores Luchsinger-Mackay en La Araucanía, a unos 600 kilómetros al sur de Santiago.
La evolución de la protesta del machi coincidió en las últimas semanas con un recrudecimiento de la situación de violencia en la zona en el marco del histórico “conflicto mapuche”, que enfrenta a comunidades indígenas con empresas agrícolas y forestales que explotan tierras consideradas ancestrales.
En las últimas semanas el conflicto subió de intensidad con ocupaciones de edificios municipales y desalojos violentos, gritos racistas contra el pueblo indígena, quema de camiones y maquinarias, bloqueo de carreteras y marchas que acaban en enfrentamientos.
APOYOS AL MACHI EN EL CENTRO DE SANTIAGO
Este viernes varias decenas de personas se reunieron en la céntrica plaza Italia de Santiago para apoyar la protesta del machi, aunque fueron rápidamente detenidas por un amplio contingente policial y militar desplegado en la zona.
El Gobierno chileno, que ha mantenido negociaciones en los últimos días con líderes comuneros, rechaza que los condenados sean “presos políticos” y asegura que hará “todo lo posible para preservar y proteger la vida” de los detenidos en huelga de hambre.
El presidente del país, el conservador Sebastián Piñera, presentó por su parte este jueves un proyecto de ley que endurece las penas en la quema de camiones y que considera la cadena de perpetua en el caso de que haya víctimas mortales.
LA ONU FINALIZÓ SU MISIÓN
En ese escenario, la oficina regional del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidos finalizó este viernes una visita técnica en terreno de cuatro días.
El organismo obtuvo información sobre desalojos forzados de municipalidades (alcaldías) ocurridos a principios de agosto, con énfasis en denuncias de uso excesivo o innecesario de la fuerza y de discriminación racial, según apuntó en un comunicado.
“Nuestra oficina continuará trabajando para apoyar a todos los actores en la búsqueda de soluciones, fomentando un diálogo participativo y de buena fe. Las normas internacionales de derechos humanos ofrecen una hoja de ruta para avanzar hacia ese entendimiento profundo y urgente”, agregaron desde la ONU.
Según cifras del último censo, los mapuche son el pueblo originario más numeroso en Chile y representan cerca del 10 % de la población.
Entre las reivindicaciones históricas de los mapuche se encuentran una mayor representación en el Parlamento y la creación de un Ministerio Indígena, así como la recuperación de tierras ancestrales y el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios.
El conflicto mapuche ha provocado la muerte violenta de varios comuneros -el último y el más conocido el del joven Camilo Catrillanca-, policías y agricultores, además de incendios de propiedades y maquinarias, con decenas de mapuche condenados bajo la ley antiterrorista.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.