Centro de Informes

Lasso advirtió a los “violentos”, en abierto desafío a organización indígena

Guillermo Lasso expresó que no va a tolerar desmanes en la capital ecuatoriana

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, advirtió este martes que “los malos solo ganan en las películas” y aseguró que ni él ni quienes respaldan su gestión permitirán hechos de violencia en Quito.

Lasso habló desde el balcón del Palacio Carondelet, sede del Ejecutivo, frente a seguidores del oficialismo que buscaron contrarrestar un encuentro del movimiento indígena en la sede de la casa de la Cultura, un lugar emblemático de las protestas de 2019.

“A Quito lo defendemos todos“, remarcó Lasso, acompañado por su esposa, María de Lourdes Alcívar; el secretario de Comunicación, Eduardo Bonilla; y la ministra de Gobierno, Alexandra Vela.

El mandatario le aseguró a “aquellos que dicen admirar al Joker de la película de Batman” que “los malos solo ganan en las películas”.

“No es posible que se quiera hacer una apología del delito, por parte de aquellos que hace dos años intimidaron a Quito, incendiaron un edificio público, secuestraron policías, secuestraron periodistas”, expresó Lasso, que llamó “violentos” a quienes protagonizaron las medidas hace dos años.

Aunque el presidente no mencionó directamente a la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), parecía claro que se refería a la entidad, que fue protagonista de las protestas de hace dos años y hacía en paralelo una suerte de asamblea popular en la capital ecuatoriana.

Las protestas en 2019 provocaron numerosos daños en Quito en 2019. Foto: Archivo

Las protestas en 2019 provocaron numerosos daños en Quito en 2019. Foto: Archivo

“Que nos escuchen bien los que están en la Casa de la Cultura: aquí estamos los quiteños y ecuatorianos que vamos a defender a Quito y no vamos a permitir nuevos desmanes, nueva violencia, nueva agresión y nuevo ataque a la ciudad”, insistió Lasso.

En la Casa de la Cultura, el titular de la Conaie, Leonidas Iza, dijo que la suba en el precio de los combustibles, cuestión clave de las discusiones entre el Gobierno y varias organizaciones sindicales y sociales, constituye “una paliza” para los más pobres.

Las regionales de la Conaie viene realizando asambleas extraordinarias para coincidir en un encuentro nacional y decidir nuevas acciones frente a las medidas económicas del Ejecutivo.

El Gobierno busca favorecer el diálogo, pero ya dejó en claro que no cambiará el sistema que fija el precio de los combustibles.

El encuentro de la organización indígena encerró dos simbolismos: primero, fue en el lugar en el que se atrincheraron varios grupos en octubre de 2019, en medio de las protestas; y fue el aniversario de la revuelta que terminó en la derogación del decreto que eliminaba el subsidio a los combustibles.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.