Centro de Informes

“Las ahorcó y se fue a desayunar”: más detalles del doble femicidio de la joven de 23 y su hijita de 4

Gritos, golpes y silencio. Los cuerpos de María Magdalena Figueredo (23) y su hijita de cuatro años, Luz Emily, fueron encontrados en la tarde del sábado por un amigo de la víctima que se acercó al lugar, después de que la joven dejara de responder mensajes y llamados. Por el doble femicidio quedó detenido Javier Apodaca Ferreira, un albañil de 24 años que mantenía un vínculo amoroso con María Magdalena y convivía con ella en Moreno.

Apodaca Ferreria fue detenido cuando regresó al barrio luego de trabajar en una obra, después de que los vecinos denunciaran a la Policía que horas antes del crimen había discutido “por celos” con una de las víctimas y la había golpeado. Luego, de acuerdo a los testimonios, abandonó a las seis de la mañana la casa que compartía con ellas y se fue a desayunar con un compañero de trabajo.

De acuerdo al reporte de la autopsia, María Magdalena y su hijita fueron asfixiadas con un lazo mientras dormían y el horario de muerte complica su coartada: fue a las cinco de la mañana. Al momento de dejar la casa -ubicada sobre la calle Juana Azurduy- para desayunar con un amigo, los cuerpos de María Magdalena y su hijita yacían sin vida en el dormitorio principal de la vivienda.

Leé también | Siniestras revelaciones del femicidio de la joven de 23 y su hija de 4: las ahorcaron mientras dormían

La principal hipótesis que siguen los investigadores es que Apodaca Ferreira discutió con su pareja porque creía que le estaba siendo infiel con un amigo. Tras la pelea y la falta de respuesta de la víctima, un amigo de María Magdalena se hizo presente en el lugar e ingresó al lugar acompañado por los vecinos, quienes le manifestaron su preocupación por los gritos que habían escuchado horas antes.

Leé también | Violencia de género en cuarentena: el nuevo protocolo para que las mujeres podrán hacer la denuncia a pesar del aislamiento

Si bien la joven no había denunciado a su pareja, su entorno reconoció que era “violento con ella”, que la hostigaba de forma permanente y que la víctima había intentado separarse en más de una oportunidad. Apodaca Ferreira permanece detenido imputado por “doble homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género”.

*Si vos o alguien que conocés sufre violencia de género llamá al 144

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.