Centro de Informes

Lanata y Longobardi, preocupados: “Detener periodistas por recibir información es ilegal y tiene un gran costo político”

La causa de espionaje ilegal durante el macrismo que se cursa en los juzgados federales de Lomas de Zamora y la posibilidad de que sea imputado algún periodista que se habría prestado y colaborado con acciones de inteligencia hicieron que tanto Jorge Lanata como Marcelo Longobardi salgan con los tapones de punta y apuntaran al kirchnerismo, al gobierno y al Poder Judicial.

Aunque no se dieron precisiones, el nombre de Majul, conductor de CNN Radio y el canal La Nación +, fue uno de los más mencionados debido a que de acuerdo con el testimonio de una una ex espía de la Agencia Federal de Inteligencia, Mercedes Funes Silva, una de las tareas realizadas era colaborar con la producción de su programa. En este sentido, el abogado de la familia Moyano, Daniel Llermanos, anticipó que pediría su imputación.

Además, ayer el senador y ex secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, le apuntó con todas las letras a Majul durante una entrevista en radio Caput: “El comportamiento de Majul fue el de un agente de inteligencia inorgánico, se comportaba de ese modo, tenía relación directa”.

Lanata incluso fue más allá y criticó a la Justicia por algunas de las medidas que se tomaron en los últimos días. “Ahora empezaron con un argumento completamente tonto: ‘si un servicio de inteligencia le cuenta algo a un periodista se está violando un secreto de estado. Mentira, quien lo está violando es el servicio de inteligencia, pero el periodista no es ni empleado del Estado, ni de la SIDE”, afirmó.

“No nos pueden cuestionar las fuentes. Pero también hay que decir que muchos de estos hechos ocurrieron dentro del gobierno de Cristina Kirchner. El mensaje es claro: aprendan a manejar la SIDE”, concluyó.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.