Centro de Informes

La traumática infancia de Dacre Montgomery, el galán de Stranger Things

Dacre Montgomery (Foto: Netflix)

Una de las series de ciencia ficción más vistas de los últimos tiempos fue Stranger Things. Estrenada en 2016 por la plataforma de Netflix, fue ganando adeptos gracias al boca a boca y por mostrar situaciones distintas a lo que suelen verse dentro de este género. Sin ir más lejos, lo que iba a resolverse en dos temporadas, siguió creciendo. Se vio la tercera y se espera la cuarta y definitiva, que se retrasó por el coronavirus, para los primeros meses del año que viene.

Quien llegó en la segunda entrega y rápidamente se metió como uno de los destacados de los fanáticos fue Dacre Montgomery, el actor que se puso en la piel de Billy Hargrove. En la ficción, interpreta a un joven que es guardavidas, que prefiere la soledad, que nadie se le acerque. Su pasado, con un padre agresivo que resolvía todo a los golpes, hizo que se alejara de todos, que se muestre hosco y agresivo para quien intenta acercarse.

Por su impresionante interpretación, su figura empezó a crecer hasta ser uno de los más aclamados. En las redes sociales, el número de seguidores creció significativamente y las principales productoras empezaron a posar sus ojos en él. Con una carrera que recién está empezando, cobró una exposición que lo sobrepasó. No estaba acostumbrado a los elogios, por un pasado que, más allá del éxito de hoy, no deja de aparecer.

Nunca se imaginó que gracias a su trabajo iba a poder llegar hasta tan alto. Por eso, intentó bajar la espuma en este último tiempo, eligiendo otro perfil. En octubre del año pasado, publicó DKMH: Poems by Dacre Montgomery, un libro de poesías. La escritura siempre fue su pasión y poder darle vida a ese costado desde un ejemplar que se consigue en formato de libro y digital, hace que se sienta orgulloso del logro obtenido.

La compleja infancia de Dacre Montgomery, el actor de Stranger things
Una de las pocas fotos que guarda Dacre Montgomery de su infancia (Foto: Facebook)

Montgomery nació Perth, Australia, el 27 de noviembre de 1994. Cursó sus estudios en la Bayswater Primary School y antes de recibirse ya había mostrado su amor por la interpretación. A los 9 años empezó a destacarse en obras escolares y en los barrios. Era tal lo que generaba, que antes de terminar el colegio sus padres, por pedido de él, lo anotaron en una escuela de arte dramático, de la que se recibió en 2015, después de varios periplos y gracias a un desafío personal.

Ese año, luego de haber incursionado en distintos papeles menores, tuvo su gran salto cuando lo convocaron para sumarse a los Power Rangers, donde se puso en la piel de Jason (el ranger rojo). Lo que vino, fue lo nombrado, en Stranger Things y luego el protagónico junto a Rusell Crowe, en The True History of the Kelly Gang.

Sin embargo, para llegar hasta acá, pasó por varios traumas y complejos. Durante la secundaria le hacían bullying por su aspecto físico y porque le gustaba la actuación y soñaba con vivir de esa carrera. No fueron tiempos sencillos, lo padeció en silencio, porque no le quería contar a nadie de su sufrimiento.

Claro, ya de grande y habiendo logrado una notoriedad, el mensaje que les deja a los adolescentes es el de hablar, el de contarle a sus padres, a sus profesores, porque él no la pasó bien por callarse. Sin ir más lejos, por el miedo que le quedó, sigue de cerca a sus familiares menores, para que no vivan lo mismo.

Una sufrida historia de vida

Pese a sus tan solo 27 años, cuenta con un pasado que lo marcó, pero que no quiere dejar atrás. Hace dos años contó que vivió una adolescencia en la que la crueldad estuvo presente, pero que quiso sacar a la luz en pleno éxito para que sirva como ejemplo, entendiendo que en muchas partes del mundo sucede, pero que no debería.

Hay una historia detrás vinculada a todo eso y que lo hizo levantar la guardia. “Viví un tiempo difícil en la escuela, y ahora como chico grande que soy, solo estoy atento a mi hermana de 13 años, todo el tiempo le digo que las escuelas no lo son todo, que son una parte importante de la infancia, pero que no lo es todo”.

Dacre comentó que durante ese lapso no se encontraba, pensaba que ese lugar no era el suyo. Le costaba ir porque sabía lo que le esperaba. “Yo me encontré, supe quien era, cuando me fui de ahí y empecé a perseguir mi verdadero sueño. Es el mismo sueño que intenté durante la primaria y después durante la secundaria, pero que no me dejaron desplegar”.

La compleja infancia de Dacre Montgomery, el actor de Stranger things
Dacre Montgomery habló de su compleja infancia en H&M

Si bien en la serie se caracteriza por su cuerpo musculoso y abdominales marcados que luce como guardavidas, en la etapa escolar todo el tiempo le remarcaban su condición física. “De pequeño estaba perdido. Era un niño gordo al que le encantaba el teatro y esas dos condiciones hacían que me vieran como el ‘chico raro’. Nunca conseguía pasar de curso, no era popular ni tenía talento para los deportes. Las chicas nunca se interesaban en mí”, contó en la revista H&M.

Que fuera el centro de la escena por todo eso fue lo que lo llevó a no tener un buen rendimiento escolar. Todo fue complejo y nadie estuvo ahí, ni mucho menos desde el establecimiento, para tenderle una mano. “Sufrí ansiedad desde muy pequeño. Estaba distraído y no me centraba”, evocó.

Dacre Montgomery
Dacre Montgomery (REUTERS/)

Por otro lado, se refirió al cambio de vida. Llegó un momento, en el que se pudo enfocar en lo que iba a ser su futuro, y salió adelante. “Tuve un sueño, tuve suerte. Supe lo que quería hacer. Cada noche al volver a casa, me centraba en eso. Visualicé un futuro donde mis sueños se hacían realidad”.

Sin embargo, y pese a todo eso, no olvida. Tiene cada detalle en su cabeza registrado, como marca imborrable de todo lo que le fueron marcando. “Cuanto tenía 15 años suspendí los exámenes de la escuela de teatro en secundaria. Cuando tenía 16 me dijeron que tenía que perder peso. Cuando tenía 17 me dijeron que debía ir a la escuela de arte dramático y prepararme. Cuando tenía 18 me echaron del trabajo. Cuando estaba en la escuela de arte dramático me dijeron que lo dejase. Cuando tuve un sueño me dijeron que no podía conseguirlo”.

Luego de todo eso se enfocó en la actividad física. Empezó a practicar boxeo y luego de sumó otras disciplinas. Hoy pesa 25 kilos menos que en aquella época. Sostiene que, increíblemente, eso le empezó a abrir puertas. Pero entiende que, además, tuvo que ver su empeño, sus ganas de prosperar y no bajar los brazos. En la actualidad es uno de los referentes de su camada, un actor con proyección que sigue luchando por aquello que lo hace feliz.

SEGUIR LEYENDO:

Natalie Portman: la nieta de una espía británica que eligió “ser inteligente antes que una estrella de cine”

Pedro Aznar: “La diversidad es algo para celebrar de acá a la luna”

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.