Centro de Informes

La economía sigue 4% debajo del nivel previo a la pandemia (similar al de 2010)

Como era de esperarse, la actividad económica cayó 2% en mayo, debido a los efectos de la segunda ola de la pandemia. Esta es la segunda caída mensual consecutiva, tal como informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

En tanto, el organismo estadístico consignó que el estimador mensual de actividad económica (Emae) correspondiente al quinto mes de 2021 tuvo un aumento interanual de 13,6%, ubicándose apenas 4% por debajo del nivel previo a la pandemia. Así, la actividad económica acumuló un alza de 9,5% en los primeros cinco meses del año. A su vez, la serie tendencia-ciclo presentó una variación negativa de 0,2% respecto al mes anterior. 

Esta dinámica es acorde a la situación sanitaria observada desde abril, con incrementos de contagios de Covid-19 y la consecuente implementación de restricciones que tomaron mayor intensidad en la última semana de mayo”, explicaron desde el Ministerio de Economía. 

“Era de esperar una caída desestacionalizada que reflejó dos componentes: las restricciones por la segunda ola y los efectos del empeoramiento de la situación sanitaria en la producción por los contagios de trabajadores”, consideró la responsable de macroeconomía de Abeceb, Elisabet Bacigalupo, ante El Economista

De los 15 sectores económicos que conforman el Emae, 14 registraron aumentos en la comparación interanual, de los cuales la mitad de ellos mostraron subas de dos dígitos. El único sector que tuvo una leve caída fue agricultura (-4,3%) y restó 0,8 puntos porcentuales (p.p.) al nivel general. 

Según el trabajo del Indec, lideró el crecimiento otras actividades de servicios, con una suba de 113,6% interanual y aportó 1 p.p. al crecimiento. Le siguieron hoteles y restaurantes (54,3%) y la construcción (52,1%). Por su parte, los mayores aportes al crecimiento fueron de la Industria (29,9%) y el Comercio (23,3%), que acumulan 7 subas consecutivas.

También crecieron en mayo de manera interanual y a tasas de dos dígitos minas y canteras (17,3%) y actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (14,7%), al igual que los Impuestos (12,3%).

Desde LCG destacaron que todos los sectores ostentan una marcada desaceleración en el ritmo de recuperación, lo que da por resultado variaciones anuales positivas pero sensiblemente menores a las del mes anterior. Además destacaron que la economía está operando a los niveles de 2010.

“Por ejemplo, la industria presentó una mejora interanual del 29,9%, cuando en abril había sido del 55,1%. Lo mismo sucedió en  comercio que el mes pasado recuperó 42,1% y en transporte 22,6%”, detallaron. 

¿Qué podemos esperar?

El economista Andrés Borenstein, director asociado de Econviews, dijo ante El Economista que las caídas de abril y mayo eran de esperarse por el rebrote que se dio en nuestro país, las posteriores restricciones y dificultades asociadas a esta problemática. “Esperamos que la segunda mitad del año sea mejor que la primera, seguramente impulsada por una baja de la inflación, una mejora momentánea en los salarios y un contexto sanitario mejor que el actual”, añadió.

“Posiblemente, los datos de junio sean algo más alentadores a los de mayo puesto que las restricciones estrictas han operado en forma parcial, lo que funcionará como un efecto rebote en la medición del indicador. De todos modos, no esperamos que sea significativo en exceso”, aseguró LCG.

Desde la consultora dirigida por Guido Lorenzo proyectó que de cara a los próximos meses podría esperarse un crecimiento de la mano de menores restricciones, “pero no somos optimistas en pensar que la economía comenzará a crecer fuerte”. Además, los especialistas concluyeron que el crecimiento esperado para este año estará en torno al 6,5%, apenas por encima del arrastre estadístico que dejó la recuperación del año pasado: “El crecimiento sigue siendo tan marginal que hacia finales de este año la economía seguirá operando por debajo del último techo alcanzado en noviembre de 2017”.

En esa línea, la economista de Ecolatina, Agostina Myronec, consideró ante El Economista, que para junio y el segundo semestre habría una mejora en los niveles de actividad, “de la mano de menores restricciones y un avance importante en la vacunación”. Myronec proyectó que la economía va a crecer por encima del 6,5% en el promedio anual de 2021.

Lo más visto

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.