Centro de Informes

La desgarradora carta de una enfermera española en plena pandemia: “No somos héroes, esto es inhumano”

Las postales más crudas y humanas detrás de la pandemia de coronavirus. Una enfermera española puso en palabras lo que viven los trabajadores del sistema sanitario, en el marco del desmedido avance del brote en el país. Al momento, hay 110.238 pacientes positivos, 26.743 recuperados y la cifra de víctimas fatales asciende a 10.095. Cómo es estar en el frente invisible de batalla.

“Soy enfermera de un gran hospital de la Comunidad de Madrid. Aunque podría escribir acerca de muchas cosas, hoy quiero contar la historia de una compañera de carrera. Su padre ha fallecido por el Covid-19. Estaba en una residencia de Madrid aislado y mi compañera, mi amiga, ha estado yendo como voluntaria en su tiempo de descanso para poder colaborar en la asistencia sanitaria a los ancianos de esa residencia y poder ver a su padre. Una gran ventaja ser enfermera”, comenzó la carta abierta que envió al diario ABC.

Leé también | “Dénselo a alguien más joven”: la anciana de 90 años que murió de coronavirus tras ceder su respirador

Tras la muerte de su padre, la joven regresó a trabajar: no sólo están prohibidos los velatorios y entierros, sino que además están suspendidas las licencias para los trabajadores sanitarios. “Esta mañana ha tenido que ir a su centro de salud, ponerse el pijama y atender a sus pacientes porque estaban suspendidos los permisos, también los de fallecimiento”, describió su compañera.

Se muere nuestro padre y vamos a trabajar. Eso no es heroicidad, ni vocación: esto es inhumano”

Leé también | Los casos confirmados suman 1133 y el total de fallecidos por coronavirus asciende a 33

En tanto, la autora de la carta abierta se refirió a la contradicción entre los efusivos aplausos de agradecimiento de la sociedad y las condiciones de trabajo en las que tienen que cumplir con su crítica labor humanitaria y sanitaria. “Nos llaman héroes. Vamos a trabajar sin los equipos de protección necesarios. Tenemos contacto con el Covid-19 y, si no tenemos síntomas, vamos a trabajar. Se muere nuestro padre y vamos a trabajar. Eso no es heroicidad, ni vocación: esto es inhumano”.

El crítico descargo de una enfermera italiana

Alessia Bonari, enfermera que reside en la Toscana, también visibilizó el drama que se vive en los hospitales italianos con un contundente posteo en su cuenta de Instagram. A continuación, sus palabras:

  • Estoy físicamente cansada porque los dispositivos de protección son malos. La bata de laboratorio me hace transpirar y una vez que me visto ya no puedo ir al baño o tomar algo durante seis horas. 
  • Estoy psicológicamente cansada, al igual que todos mis colegas que han estado en las mismas condiciones durante semanas. Pero esto no impedirá que hagamos nuestro trabajo como siempre lo hemos hecho.
  • Seguiré cuidando y cuidando a mis pacientes, porque estoy orgullosa y enamorada de mi trabajo. Lo que le pido a cualquiera que esté leyendo esta publicación es que no atente contra el esfuerzo que estamos haciendo, que no sea desinteresado; que se quede en su casa y proteja a los más frágiles.
  • Los jóvenes no somos inmunes al coronavirus, nosotros también podemos enfermarnos. No puedo permitirme el lujo de volver a mi casa en cuarentena, tengo que ir a trabajar y hacer mi parte. Hacé lo tuyo, te lo pido por favor.

 

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.