Centro de Informes

Kovadloff, Fernández Díaz, Sigal y Winazki debatieron sobre la meritocracia: “Para el Gobierno es reaccionaria”

Santiago Kovadloff, Jorge Fernández Díaz, Miguel Wiñazki y Jorge Sigal debatieron sobre la meritocracia en radio Mitre.

Lo que nos hace evolucionar o crecer no es verdad que sea el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años. El más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres. Ese tratamiento desigual nos pone en un mal lugar como sociedad. Las mejores sociedades son las que dan la oportunidad de desarrollarse a todos”, señaló Alberto Fernández, en un acto que protagonizó en San Juan el martes pasado. Tras los dichos del Presidente, que entre otras reacciones generaron las críticas de Mario Negri y Mauricio Macri, Jorge Fernández Díaz invitó a Santiago Kovadloff, Jorge Sigal y Miguel Wiñazki a debatir sobre la meritocracia en su programa de Radio Mitre. Así, en un fructífero intercambio de opiniones al respecto, los cuatro coincidieron en que para el Gobierno “es reaccionaria”, mientras que para la gente, en la calle, esa misma palabra tiene un significado completamente positivo.

Hay mérito donde hay posibilidad de compartir el significado del esfuerzo”, remarcó el filósofo y ensayista Kovadloff, poniendo en duda que las autoridades nacionales logren comprender a la gente que siente a la meritocracia como “el resultado de trabajar, de buscar, de anhelar, de fracasar y volver a empezar”. “Si has creído que el mérito y el esfuerzo valen la pena, algo negativo habrás hecho”, apuntó por su parte Miguel Wiñazki, interpretando el mensaje del Gobierno.

Justamente el periodista y escritor fue quien dio pie al debate posterior mediante una reflexión inicial: “Se dio vuelta el sistema cultural que hizo grande a la Argentina. El mérito es reaccionario, el robo es revolucionario, este es el mensaje. Los muchachos que salieron liberados de la cárceles han sido muy bien tratados. Y ni hablar del grupo de amiguísimos del poder que también salieron liberados, desde (Amado) Boudou, que escuché que ahora va a tener un programa de radio, hasta (Julio) De Vido, etc. Eso es la revolución en la Argentina hoy. En cambio, si vos tenés mérito, sos reaccionario, algo habrás hecho, con perdón de la frase con tanta historia desdichada en la Argentina. Si has creído que el mérito y el esfuerzo valen la pena, algo negativo habrás hecho”.

“’¿Por qué se va a creer en el mérito si en Argentina hay dinastías políticas?’, me dice Norma Morandini”, le trasladó Fernández Díaz. Y Wiñazki no dudó: “Tiene toda la razón. Tenés a la señora en la Cámara Alta y al hijo en la Cámara Baja. ¿Y cuál es el mérito del hijo?”.

Posteriormente, el conductor del programa inició el debate con Kovadloff y Sigal. “Hoy me recordaron un texto de Borges, donde aludía a que hay entendimiento cuando hay una experiencia común. Aquí no hay una experiencia común. Por ejemplo, la palabra mérito en boca del oficialismo es reaccionario, algo siniestro y es algo que avasalla la igualdad de oportunidades. Para nosotros eso es un disparate, porque el mérito es algo fundamental que ha sacado a las naciones y a las personas de su postración. ¿Entonces cuál es la experiencia común? Lo que tengo que decir es que Alberto Fernández no trabajó nunca en su vida. Quiero decir, no trabajó nunca en su vida en el mundo real. Trabajó en esa esfera del mundo político, de los poderes”.

“Cristina Kirchner no trabajó nunca en la vida real. El señor Kiciloff no trabajó nunca en la vida real. El hijo de Cristina Kirchner, que maneja la política desde la principal organización del oficialismo y ahora también la política del conurbano bonaerense, no trabajó nunca en su vida en el mundo real. Entonces ahí se entiende. Ellos van a hacer la ley de teletrabajo y destruyen el teletrabajo. Van a hacer la ley de alquileres, presuntamente para beneficiar a los que alquilan, los terminan hundiendo. No tienen idea, no hay una experiencia común. Cuando ellos dicen mérito, no entienden, porque nosotros sí tuvimos que hacer mérito para salir adelante”, concluyó la idea Fernández Díaz y le abrió la puerta a sus interlocutores.

“Lo que nos hace evolucionar o crecer no es verdad que sea el mérito”, aseguró el Presidente en un acto en San Juan. (Infobae)

Así, Kovadloff resaltó que “las dos acepciones, adjudicadas antagónicamente” a la palabra mérito “están probando hasta qué punto la ideología necesita reducir la riqueza de los conceptos a creencias que ya están instituidas y a saberes que ya están establecidos”.

“¿El mérito que es? El resultado del esfuerzo, de un empeño puesto, que es reconocido por otro como resultado de esa capacidad de trabajar, de buscar, de anhelar, de fracasar y volver a empezar, de tener aptitud y constancia, para poder infundirle a la propia identidad el sentido que da el trabajo, la construcción tanto de una identidad como de una comunidad. Nadie es meritorio porque es verdaderamente reconocido por otros de manera servil. Hay mérito donde hay posibilidad de compartir el significado del esfuerzo”, afirmó el Licenciado en Filosofía.

“Es muy propio de los populismos tratar a la masa como un todo que debe seguir a los líderes. Pero a esta altura del siglo tratar así a las personas es banal. ‘Dejen que yo los llevo’. No hace falta el mérito, hace falta que yo los lleve al paraíso, graficó Sigal en la misma dirección.

Entonces, Kovadloff tomó la referencia temporal y profundizó en los reclamos que parte de la sociedad llevó a cabo en las calles, en forma de cacerolazos o banderazos: “Tenemos gente que quiere instituciones para poder sostenerse en una identidad ganada a lo largo del tiempo y que la ha llevado al siglo XXI. Pero convengamos que, si todavía necesitamos que nuestra clase media salga a la calle para decir que es preciso vivir en libertad, habrá que preguntarse si no hay miedo a la libertad por parte de quienes deben ejercer su función en las instituciones”.

Y remató: “Es esencial entender que lo que importa es el perfil de un hombre esperanzado y no del optimista. El optimista cree que las cosas van a andar bien. El hombre esperanzado advierte estos indicios de resistencia republicana, de este apego a la ley en la demanda social callejera, y se da cuenta de que no necesariamente el camino que está siguiendo el Gobierno es nuestro porvenir”.

Mauricio Macri serio o enojado
Mauricio Macri se mostró crítico con Alberto Fernández y apoyó al diputado cordobés Mario Negri, quien había publicado: “No hay progreso sin la idea de mérito”.

Anteriormente, las palabras del Presidente habían sido cuestionadas por referentes de la oposición. “Con mucho dolor leí las declaraciones del Presidente y pensé en lo equivocado que está quien conduce hoy el país. Sus conceptos están reñidos con nuestra historia. Aquí vinieron a trabajar nuestros bisabuelos porque en sus países no había futuro. Ellos querían cambiar y progresar. No hay progreso sin la idea de mérito. Mérito es buscar valores”, había publicado en sus redes sociales Mario Negri. Y enseguida el ex mandatario Mauricio Macri lo apoyó al escribir “comparto” en su cuenta de Twitter, junto a una captura del mensaje diputado cordobés.

Seguí leyendo

Macri compartió una publicación de Negri con críticas a Alberto Fernández por sus dichos contra el mérito individual

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.