Centro de Informes

JxC privilegia la unidad y crece el aval a Negri para conducir

El enorme rompecabezas del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados comenzó a tomar forma con las primeras definiciones poselectorales y se armará casi por completo en la semana entrante, cuando se definan las nuevas autoridades hasta 2023.

El primer paso lo dio el PRO con la ratificación de Cristian Ritondo al frente del bloque. La resolución se terminó de sellar el jueves, durante una reunión en la sede partidaria en la que quedó definitivamente desactivado el intento de Patricia Bullrich por generar una puja por ese cargo.

“Terminaron todos riéndose y contando anécdotas de los tiempos en Seguridad”, graficaron desde el PRO para distender los ánimos. La otra definición de relevancia fue que no disputarán la presidencia del interbloque, un lugar codiciado pero que también representa un duro trabajo de armado parlamentario.

El miércoles próximo, la UCR tendrá la primera instancia de decisiones y se conocerá al jefe del bloque. Mario Negri asegura que cuenta con los votos necesarios, pese a las amenazas provenientes del sector que encabeza Emiliano Yacobitti y los referentes cercanos a Martín Lousteau y, si hay consenso, el cordobés se quedaría también en su cargo en el interbloque.

En rigor, la disputa por los lugares en Diputados va encadenada con la definición de la titularidad de la bancada en el Senado y la presidencia del Comité Nacional. Allí es donde surge con fuerza la figura del mendocino Alfredo Cornejo, que abandona la jefatura partidaria y se muda al Senado a partir del 10 de diciembre. El ex gobernador tiene los pergaminos necesarios para competir por la presidencia del bloque, que hoy comanda Luis Naidenoff, pero no está dispuesto a aceptar otra cosa que no sea “lista de unidad”, aclaran desde su entorno.

De ninguna manera quieren entrar en el juego del “poroteo”, como ya sucedió en anteriores oportunidades, situación que incentiva las divisiones internas que poco le hacen falta a la coalición opositora. A contramano de Diputados, la UCR tiene la mayoría de los integrantes del bloque en el Senado, por lo que también le corresponde estar al frente del interbloque de 31 integrantes.

Gerardo Morales es otro de los actores en danza en este esquema radical a partir de sus intenciones de volver a presidir el Comité Nacional, en vistas de ganar protagonismo hacia 2023. El jujeño ya empezó a agitar apoyos e incluso motorizó posibles fechas para elegir a la nueva conducción.

Los salientes parecen no tener apuro por el momento y no descartan que pueda haber una postergación hasta febrero, para poder terminar de cerrar primero todo el mapa parlamentario.

Por la Coalición Cívica, en tanto, quedará ratificado Juan Manuel López al frente del bloque con el claro apoyo por parte de Carrió para Mario Negri al frente del interbloque.

Ley de “buena muerte”

Diputados de la UCR presentaron un proyecto de ley de “buena muerte” para regular la eutanasia en la Argentina.

El texto es impulsado por Alfredo Cornejo, Jimena Latorre y Alejandro Cacace, quienes indicaron que se trata de una alternativa superadora del de la muerte digna, que “quedó incompleto y en muchos aspectos transforma la muerte en indigna”.

Cornejo explicó que el proyecto “consiste en regular el derecho de toda persona en solicitar la asistencia y recibir la ayuda necesaria para morir cuando se encuentre sufriendo enfermedades graves e incurables, como también un padecimiento crónico e imposibilitante”.

Además, indicó que “la ley tiene requisitos muy específicos y estrictos, no cualquiera puede solicitar este derecho”.

Latorre, coautora del proyecto, señaló:  “No hay un listado de cuáles son las enfermedades. El requisito es que sea un padecimiento grave e irreversible, incurable”.

También te puede interesar

En esta Nota

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.