Centro de Informes

Jueza que prohibió el uso del Venom en Popayán denuncia amenazas contra su vida

Un grupo del Distrito Judicial de Popayán se pronunció en contra de las amenazas que ha recibido durante la última semana una de sus colegas, la jueza Yenny Ximena Cuetia Fernández, quien denunció haber recibido comentarios preocupantes luego de ordenar la suspensión del uso del arma Venom en esa ciudad. Se trata del polémico artefacto empleado por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) desde el inicio de las protestas del paro nacional.

Recordemos que la jueza Décima Administrativa ordenó a los altos mandos de la Policía hace exactamente una semana que “suspendan de manera inmediata el uso del lanzador múltiple eléctrico denominado Venom en la ciudad de Popayán, en cualquier espacio”, por lo menos hasta que, entre otras cosas, elaboren un protocolo específico para el uso del dispositivo.

Eso, a raíz de una tutela interpuesta por un grupo de payaneses que por medio de la presentación de videos verificados por Human Rights Watch buscaron garantizar sus “derechos fundamentales a la vida, integridad física y personal, seguridad personal, convivencia pacífica, la paz, la salud y medio ambiente”. La decisión sentó un precedente que no sólo motivó a habitantes de otras ciudades a hacer lo propio, sino que levantó una serie de ataques y comentarios desobligantes en contra de la funcionaria.

Al respecto, los togados de la capital del Cauca emitieron un comunicado en el que advierten que, “queremos resaltar que si bien se trata de una providencia que no está en firme por encontrarse pendiente de un pronunciamiento de segunda instancia, la imparcialidad de los jueces al momento de administrar justicia debe ser respetada”.

Igualmente, señalaron que tanto esa como las demás decisiones que toman en el ejercicio de sus funciones buscan garantizar los derechos de aquellos colombianos que acuden a los aparatos judiciales para resolver preocupaciones y conflictos, por lo que “no están revestidas de ningún tinte político o alguna clase de interés”.

Por ello, manifestaron que, “no se puede abrir paso para que la resolución de los conflictos sea a través de las vías de hecho sino de las de derecho”, solicitando que cualquier inconformidad que se presente frente a las decisiones judiciales se resuelvan por medio del mismo sistema, en vez de la violencia, como se amenaza en el caso de la jueza Cuetia.

Finalmente, el comunicado finaliza solicitando que “se brinde protección a la jueza Cuetia Fernández y su familia”, así como la apertura de una investigación para determinar el origen de las amenazas. Otros grupos que se han pronunciado en contra de las amenazas son el Tribunal Contencioso Administrativo del Cauca y Asonal Judicial.

No sobra señalar las condiciones puestas por la jueza para el uso del arma Venom:

“1. Elaborar un protocolo específico para el uso del dispositivo Venom, en el que se plasme la forma correcta de manipularlo, es decir, en plataformas tales como vehículos terrestres o plataformas no tripuladas y no desde el suelo, así esté soportado sobre un trípode, a fin de evitar que sea disparado de forma directa sobre la humanidad de los marchantes, además que debe usarse como última ratio para garantizar el restablecimiento del orden público, tal y como lo prevé el art 20 del Decreto 003 de 2021.

La elaboración del protocolo deberá ajustarse a las condiciones que establece, con carácter general, el Derecho Internacional Humanitario, la normatividad internacional y nacional sobre el uso de armas no letales. Teniendo en cuenta las recomendaciones que sobre su uso hace el fabricante y los lineamientos dados en la presente providencia.

2. Se capacite e instruya a todos los efectivos que hacen parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la ciudad de Popayán, con fundamento en el protocolo que para tal efecto se expedirá, en el correcto uso del lanzador múltiple eléctrico Venom, de tal forma que la institución los acredite como personas idóneas para la manipulación, uso y accionar del arma no letal en momentos que se requiera dispersar gran cantidad de personas en aras de restablecer el orden público.

Acreditado el cumplimento de las dos órdenes antecedentes, se podrá volver a utilizar el lanzador múltiple eléctrico en la ciudad de Popayán, pues solo así se podrá garantizar que el artefacto es no letal no solo por su denominación y clasificación sino también porque su uso así lo corrobora.

3. El alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, o quien haga sus veces, en su calidad de primera autoridad de policía del municipio deberá supervisar y garantizar que el lanzador múltiple eléctrico Venom, no se usará en la ciudad de Popayán, hasta tanto la Policía Metropolitana de Popayán cumpla con la elaboración del protocolo y la capacitación a la que se hace referencia en el numeral anterior.

Una vez cumplida la orden en los estrictos términos dados en esta providencia, el señor alcalde autorizará el levantamiento de la suspensión del uso del dispositivo Venom y podrá ser usado nuevamente.

4. La Personería Municipal de Popayán, la Procuraduría Regional del Cauca, la Defensoría del Pueblo Regional del Cauca, en su calidad de organismos de control y en cumplimiento de sus funciones legales, constitucionales y reglamentarias, deberán verificar que el dispositivo Venom no sea usado en la ciudad de Popayán, hasta tanto la Policía Metropolitana de Popayán cumpla con la elaboración del protocolo y la capacitación de los miembros del Esmad de la ciudad”.

SEGUIR LEYENDO:

Colombia volvió a superar su récord de fallecidos diarios por covid-19: se reportan 573 este 10 de junio

CRIC denuncia que en lo que va de 2021 más de 34 indígenas han sido asesinados

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.