Centro de Informes

Fue abusada desde niña y tuvo dos hijos: hoy quiere llegar a Juicio por Jurados y pide ayuda para protegerlos

*VDM Noticias 

Por Natalia Gili

Días atrás, se conoció el caso de una mujer de 31 años, de Viedma, que logró romper el horror y el silencio a los que fue sometida durante más de una década y denunció los abusos aberrantes de su padrastro, ocurridos en un campo de Ramos Mexía desde que ella tenía 10 años y su abusador 48.

La primera violación, y el inicio de un camino en absoluto desamparo, ocurrió cuando la víctima tenía 11 años. Ese día, el hombre aprovechó la ausencia de la madre para obligarla a tener relaciones sexuales. La niña esperó a su mamá para contarle lo que había pasado pero, lejos de recibir comprensión, quien debía ser su protectora, la golpeó y le exigió silencio. 

A partir de allí, la historia que se difundió en estos días: a los 13 años tuvo su primer hijo producto de las constantes violaciones. Y a los 15, el segundo. En todo ese tiempo, no solo fue sometida sexualmente sino también obligada a trabajar para la familia.

A los 20 logró huir de ese infierno con el más pequeño de sus hijos pero, bajo graves amenazas, regresó al campo. Finalmente, a los 22 se liberó de una vida de terror aunque no pudo llevarse a sus hijos. Desde entonces, no le permitieron verlos. 

Tres años sin respuestas de la Justicia

Acompañada por su actual pareja, en 2019, la joven llegó al Ministerio Público de San Antonio Oeste a relatar su historia ante la fiscal Mariela Coy. En ese momento, se hizo una primera formulación de cargos que, hasta que se conoció públicamente el caso, iba camino a un juicio abreviado con el que la víctima no está de acuerdo.  

En todo el tiempo en el que no tuvo representantes legales, el abogado defensor Edgardo Corvalán la impulsó a aceptar una compensación económica por tres años.

“Llegamos a la causa porque en el legajo se había incorporado un acuerdo entre la Defensa del imputado y la víctima. Ese acuerdo era en base a cuotas de 11.000 pesos para que la víctima comprara un terreno para traer a sus hijos a vivir con ella”, relató su abogada Claudia Hechenleitner a VDM Noticias.

La abogada de la joven mujer señaló que “cuando la víctima llega a nosotros en 2021 es porque la Defensa la llama para decirle que tenía que firmar para que se haga el cierre de la causa”.

“Ahí ella dice que no, que nunca había aceptado eso. Y pidió continuar porque no es lo que había entendido. Ella pensó que ese dinero era para traer a sus hijos. Y ahí la Defensa le dijo que no iba a poder ver más a sus hijos si no firmaba el acuerdo”, indicó Hechenleitner

Ante ese pedido de ayuda de la víctima, el estudio jurídico se vinculó a la causa y amplió la denuncia porque en la formulación de cargos “faltaban muchos datos”.

“Por ejemplo, que ella había sido violada hasta los 22 años; que había recibido amenazas y otros hechos de violencia. Esta persona la violaba durante el embarazo, incluso con un cuchillo apoyado en su garganta. Y ella le contó a la fiscal que su madre estaba enterada de este tema y cómo la trataba”, comentó la letrada. 

La víctima quiere llegar a Juicio por Jurados

A pesar de todos los elementos de prueba, que incluyen dos ADN de paternidad, la Fiscalía analiza avanzar en un acuerdo abreviado con el que la víctima no está de acuerdo.

Otro de los abogados querellantes, Joan Maradona, contó a VDM Noticias que la Fiscalía busca terminar el proceso judicial con un juicio abreviado pero la víctima “quiere llegar a juicio”. 

“La defensa pidió una nueva prórroga de 3 meses y nosotros pedimos que termine la etapa de investigación y se eleve a juicio. Hay una propuesta de juicio abreviado por 10 años de prisión domiciliaria que está analizando la Fiscalía pero, hoy por hoy, la víctima no está de acuerdo. Lo que queremos es llegar hasta la pena máxima y corresponde un juicio por jurados porque la pena es mayor a los 12 años“, subrayó Maradona.

Un pedido desesperado para proteger a los hijos que quedaron con el victimario

Con pruebas ADN que dan el 99,9% de paternidad al imputado, la víctima pide al Juzgado de Familia que la ayuden a recuperar a sus hijos. Pero el camino no parece sencillo.

“El daño que le hicieron es irreparable. Todas esas cosas aberrantes llegan al punto en el que su madre y el violador se apropiaron de sus hijos“, remarcó la abogada Hechenleitner para señalar que “hoy la preocupación de la víctima son los hijos… Ella quiere proteger y recuperar a sus hijos; no quiere que vivan lo que ella vivió”.

“Sentimos impotencia porque la Defensora de Menores dice que va a escuchar a los niños… Y es perfecto escucharlos pero en este caso es aberrante. Ella empezó a ser violada a los 11 años y sus hijos se crían en ese contexto. No podemos entender qué quiere escuchar la defensora de un chico al que todo el tiempo le están diciendo que su mamá lo abandonó, y su papá es su abuelo. Esto es grave”, remarcó.

“Hay que proteger a estos chicos. Un chico que se crió en ese contexto va a culpar a su mamá. Hay informes de la SENAF que manifiestan que la madre y la hermana niegan los hechos, están del lado del violador y culpan a la víctima”, agregó. 

A raíz de las primeras publicaciones en medios y en redes algunas cosas se agilizaron. Y, aparentemente, habría una promesa de revinculación con los hijos. Pero no es suficiente.

La madre de la denunciante: ¿otra víctima o cómplice del abusador?

En la ampliación de denuncia que realizó la querella, se detallaron hechos que muestran la participación activa de la madre de la víctima y propusieron que se la impute y se la investigue pero el tema “quedó en la nada porque es la esposa del violador”.

“Claramente su madre ha facilitado y permitido a lo largo de los años que su pareja la amenace de muerte y abuse sexualmente de ella”, remarcó Hechenleitner.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.