Centro de Informes

Ferrera corta un rabo y triunfa con Juanito en una polémica tarde en Badajoz

Los diestros Antonio Ferrera (d) y Joao Silva "Juanito" salen a hombros de la plaza de toros de Badajoz, tras el primero de dos festejos de la Feria Taurina de San Juan celebrado este jueves en la capital extremeña. EFE/Jero Morales
Los diestros Antonio Ferrera (d) y Joao Silva “Juanito” salen a hombros de la plaza de toros de Badajoz, tras el primero de dos festejos de la Feria Taurina de San Juan celebrado este jueves en la capital extremeña. EFE/Jero Morales
(EFEM0353/)

Antonio Castañares
Badajoz, 24 jun (EFE).- El diestro Antonio Ferrera cortó un rabo a un toro de Zalduendo para el que pidieron el indulto y salió triunfador junto al portugués Juanito, que paseó tres apéndices, en el festejo inaugural de la feria de San Juan de Badajoz, en la que el tercer espada, Morante de la Puebla, se fue de vacío.
Una tarde muy polémica la que se ha vivido en el Coso de Pardaleras, en la que ha sido la primera corrida de la Feria de San Juan. Todo a cuenta de la fuerte petición de indulto para el toro “Derrota”, que llevaba el número 53, de 507 kilos de peso, herrado, como sus hermanos, con la Z de Zalduendo.
No era un toro rematado y es cierto que tuvo una clase casi infinita, pero creemos que se deben indultar los auténticamente bravos. Esos son los toros a los que se debe perdonar la vida y echar a las vacas. Pero “Derrota”, al final de su lidia, se rajó y se fue a tablas, y murió en la puerta de toriles.
“Derrota” tenía más pitones que cuajo y saltó al ruedo en cuarto lugar. Se quedaba corto en los lances de recibo. Buen puyazo de José María González y quite arrebatado de Antonio Ferrera. Y brillante tercio de banderillas a cargo de Montoliú y Fernando Sánchez.
De hinojos comenzó Ferrera su faena, pidió música y, a los acordes de ese bellísimo pasodoble que es “Ópera flamenca”, siguió el torero. Daba diez metros al animal, que le correspondía con un emocionante galope y una vibrante y enclasada embestida. Tenía prontitud y profundidad y celo el astado en su embestida, mejor por el pitón derecho.
Series con la diestra, y alguna al natural, Ferrera le daba tiempo entre las tandas tras templar y lucir esa embestida, y lucirse él, siempre la faena en los medios, por lo que se empezó a pedir el indulto. Sonó un aviso, el toro siguió embistiendo, pero ¡ay!, se fue a las tablas. Se fue a las tablas como se van los toros rajados.
Dos avisos, Ferrera se fue andando desde las tablas hacia el toro para matarlo, y el buen toro, que no bravo, se fue a doblar a chiqueros. Creemos que el presidente acertó al no sacar el pañuelo naranja. Dos orejas y rabo.
Antes sorteó Ferrera un toro alto de agujas que no humillaba, al que hizo una faena muy por encima de sus condiciones. Consentía al manso y le dejaba la muleta siempre puesta. Así logró series ligadas en el que fue un trasteo mal rematado con las espada.
El otro triunfador del festejo fue Juanito, que paseó tres orejas. Torero portugués que se formó en la escuela Taurina de Badajoz. Y lo logró, principalmente, por su fenomenal manejo de la espada, tras la que se fue, ante sus dos toros, con decisión.
Tuvo dos astados que no dijeron nada, pero derrochó valor y ganas. Ante su primero se plantó ante la puerta de toriles y el animal le perdonó cuando al incorporarse tras la larga cambiada, se trastabillo. Bien colocado al principio, cuando muy pronto el zalduendo se paró se metió entre los pitones.
Ante el sexto más de lo mismo, era un astado de muy poca transmisión y pronto tuvo que acortar distancias.
Morante sorteó dos toros muy desclasados. El primero se acostaba con descaro por el pitón derecho y tampoco decía mucho en sus anodinas embestidas por el izquierdo. Y en el quinto solo detalles, la delicada trincherilla y el pase de la firma en el inicio de faena, porque muy justo de fuerzas el burel, con él no se dio coba el sevillano.
FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Zalduendo, todos cinqueños excepto el sexto, y desiguales de presentación y juego. Al cuarto se le dio la vuelta al ruedo. Manso y pronto reservón el primero; pronto a menos el segundo; noble pero soso y parado el tercero; enclasado y de mucha duración el cuarto; sin fuerzas y deslucido el quinto; muy soso el sexto.
Antonio Ferrera, de turquesa y oro: pinchazo y bajonazo (ovación); bajonazo (dos orejas y rabo).
Morante de la Puebla, de caña y azabache: siete pinchazos y estocada (silencio); casi entera (leves pitos).
Juanito, de rosa palo y oro: estocada trasera (dos orejas); estocada (oreja).
En cuadrillas, saludaron tras parear al cuarto Montoliú y Fernando Sánchez.
Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio por significados personajes del mundo del toro fallecidos a consecuencia de la covid.
La plaza registró tres cuartos de entrada el cincuenta por ciento del aforo permitido. EFE
1011615
ac/jlp/fp

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.