Centro de Informes

En busca del sustento diario

En el marco de la pandemia proliferan los puestos de venta de churros, tortafritas y demás en distintos puntos de la ciudad. Mario Riquelme se levanta a las 5, junto con su compañero y cada uno prepara la mercadería en sus casas. 
Uno se queda en la ruta y el otro recorre las calles del barrio para “aunque sea poder sustentar a la familia”. Cuentan con la ayuda de un conocido que les brinda la materia prima con la posibilidad de abonarla luego. “Por ahora no nos queda otra que salir a vender”, cuenta.

Su mujer trabajaba en gastronomía pero debido a la situación quedó cesante. “El único ingreso soy yo que salgo con 5 docenas a la mañana y 5 a la tarde para pagar el alquiler, que vengo pagando normal”, afirma y agrega que en su familia no recibieron ningún beneficio por parte del Estado Nacional.

También tiene otro amigo que le brinda mercadería y así “voy comiendo de la ayuda de mis amigos”.

 

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.