Centro de Informes

El Gobierno extendió la negociación de la deuda hasta el 12 junio, pero igual un bono entró en default

El Ministerio de Economía anunció hoy que extenderá el plazo para la negociación de la restructuración de USD 66.000 millones hasta el 12 junio luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitiera un comunicado de respaldo a la oferta argentina a los acreedores extranjeros pero con una recomendación: que utilice el margen de hasta USD 50 como valor nominal de los nuevos bonos.

La noticia se conoció el mismo día en el que Argentina entró formalmente en default luego de que se activaron los seguros contra el no pago (CDS) del bono de USD 503 millones que venció en abril y que la administración del presidente Alberto Fernández decidió no pagar.

La decisión de extender el plazo fue tomada hoy por el ministro de Economía, Martín Guzmán. De está forma se postergó el cierre del 3 de junio, que era la fecha establecida en la prórroga anterior.

Durante el fin de semana el titular de la cartera económica recibió el respaldo de varios funcionarios de la administración nacional entre ellos el jefe de Gabinete,Santiago Cafiero. Se trata de la tercera prórroga luego de que la oferta inicial tuviera una aceptación menor al 20%.

La novedad de la prórroga en las negociaciones con los acreedores generó un alza en los bonos argentinos que se cotizan en dólares, una tendencia que se mantuvo en las últimas semanas.

De este modo, los mercados dan por sentado que el arreglo entre los acreedores y el gobierno argentino está cada vez más cerca, pese a turbulencias de última hora.

“El margen que queda para enmendar la oferta es escaso”, dijo esta tarde el ministro Guzmán, en referencia al pedido del FMI de acercar las posiciones.

El dato forma es que la Argentina entró formalmente hoy en default luego de que de forma unánime las 14 entidades bancarias aglomeradas en la Asociación Internacional de Derivados y Swaps (ISDA por sus siglas en inglés) decidieron ejecutar los seguros de default por USD 1.500 millones.

El Fondo reveló que, en el contexto de las actuales negociaciones de la deuda con los acreedores privados y como parte de la asistencia técnica continua del FMI, las autoridades argentinas solicitaron que el personal técnico del FMI evalúe su propuesta revisada de reestructuración de la deuda del 26 de mayo en relación al marco establecido en la Nota Técnica del personal sobre la sostenibilidad de la deuda pública que se publicó el 20 de marzo de 2020.

De esta forma, el staff del FMI consideró que los supuestos macroeconómicos contenidos en la Nota Técnica elaborada en marzo pasado -cuando el organismo evaluó que la deuda argentina era “insostenible” y que se debía implementar una “quita sustancial”- continúan “sujetos a incertidumbres excepcionales, particularmente con respecto al impacto de la pandemia del Covid-19, que implica considerables riesgos a la baja para las perspectivas económicas, la posición fiscal y, potencialmente, la capacidad de carga de la deuda”.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.