Centro de Informes

El desafío de Griezmann, el desquite del Athletic

El delantero francés del Atlético de Madrid Antoine Griezmann, en una imagen de archivo. EFE/atleticodemadrid.com
El delantero francés del Atlético de Madrid Antoine Griezmann, en una imagen de archivo. EFE/atleticodemadrid.com

Madrid/Bilbao, 16 sep (EFE).- Reencontrado, abroncado e indultado, por ese orden, el pasado miércoles en su reestreno en el Wanda Metropolitano, Antoine Griezmann aún sostiene el desafío de ser lo que fue en el Atlético de Madrid, con el que este sábado recibe al Athletic Club, incapaz aún de puntuar en ese escenario.
Ni en 2017-18, con una derrota por 2-0; ni en 2018-19, con el gol del cojo de Godín para remontarlo por 3-2 en los instantes finales; ni en 2019-20, con un 2-0 a favor del bloque local; ni la pasada temporada, con un convincente encuentro que se quedó en nada por la reacción del Atlético (2-1), el equipo bilbaíno ha sumado nada allí.
Ni en el Vicente Calderón ni en el actual Wanda Metropolitano, el Athletic ha ganado como visitante a Diego Simeone, al que, sin embargo, no le va tan bien frente a su homólogo Marcelino García: cinco triunfos del argentino y tres del asturiano siempre con el estrecho margen de un gol de distancia. También hubo cuatro empates.
Una advertencia para lo que les aguarda este sábado a Simeone, a su equipo y a Griezmann, al que se espera en el once titular, frente al adversario con el que descubrió todo su potencial en el Atlético en diciembre de 2014, con tres goles y un 1-4 en San Mamés. Le ha marcado cinco tantos y ha dado otros cinco en los diez duelos contra ese oponente con su actual conjunto entre los años 2014 y 2019.
Un lustro para la historia del Atlético, cuando marcó 133 goles en 257 partidos para ser el quinto mejor goleador en los 118 años del club y que apagó él mismo con su fuga al Barcelona. “Esperamos que él se ponga mejor y pueda responder a la gente que lo está criticando. Tiene un desafío por delante en consecuencia de lo que ha ocurrido en el pasado”, expresó el miércoles su entrenador.
El internacional francés reapareció en tono gris hace una semana ante el Espanyol, surgió desde el banquillo con detalles de su fútbol el miércoles contra el Oporto y ahora se prepara para recibir al Athletic Club. Tiene un reto pendiente: “Meter un gol aquí en casa. Volver a sentir ese grito de gol de la afición increíble”.
Lo necesita el Atlético, el campeón de la Liga, que aún no es lo que pretende ser en este curso. Justo cuando más potencia desprende su plantilla, han surgido dudas, por la primera parte de la última jornada y por el encuentro al completo en la Liga de Campeones ante el Oporto. “Cuando subamos la velocidad en el juego, los futbolistas que tenemos harán que la diferencia pueda aparecer”, dice Simeone.
En ello está el equipo, invencible en este curso -con tres triunfos y dos empates, ambos en casa, entre todas las competiciones en este ejercicio- e instalado en las alturas de la Liga después de cuatro jornadas, pero aún sin sentirse a tope, sin transmitir todo lo que tiene, sin demostrarse tan incontestable como hace un año.
La cercanía del último -y exigente- encuentro contra el Oporto, el pasado miércoles, y la cantidad y variedad de recursos en su plantilla invita a pensar en los cambios en el once de Simeone, en la entrada de Griezmann, Ángel Correa, Kieran Trippier o quizá Renan Lodi en la alineación, a la que regresará seguro Stefan Savic, sancionado en la Champions, ya sea en un 5-3-2, un 4-4-2 o un 4-5-1, y en la que no estará Thomas Lemar, baja por una lesión muscular.
Enfrente, el Athletic Club visita al Atlético de Madrid invicto en lo que va de Liga, en un miniracha de dos victorias seguidas y reforzado por un inicio de curso que alimenta sus esperanza de poder conseguir la clasificación europea que persigue en vano en las últimas temporadas.
Marcelino García Toral parece haber levantado en este arranque de cuatro partidos sin perder al equipo alicaído del final del curso anterior tras caer en dos finales de Copa del Rey frente a la Real Sociedad y el Barcelona. Dos derrotas que contrarrestaron la alegría por el título de la Supercopa logrado tres meses antes ante el Real Madrid y el propio Barça.
Entre las buenas noticias bilbaínas destacan cierta recuperación de Iñaki Williams, que parece querer aparcar marcando -lleva dos tantos- el debate sobre si es goleador o no, y el joven central Daniel Vivian, titular tras su regreso de la cesión al Mirandés aprovechando la lesión de Yeray Álvarez y por delante del internacional Unai Nuñez.
Aunque también hay que destacar el buen comienzo de un Íñigo Martínez que ha vuelto a ser citado por Luis Enrique y de un Iker Muniain que es segundo en asistencias de toda LaLiga, con tres pases de gol, por detrás de Karim Benzema, que lleva cuatro.
A los cuatro se le espera en el once inicial, un equipo tipo que ha repetido Marcelino desde el inicio del curso con las únicas variaciones obligadas por lesiones. Como la de Oihan Sancet, el internacional sub-21 que brilló los dos primeros partidos tras ser titular en el primero en el puesto de un Raúl García sancionado.
Esa lesión de Sancet y el hecho de visitar a un equipo que adora y que le marcó hace la presencia del navarro en ataque junto a Williams más que probable. Como también las de Alex Berenguer y Muniain en las bandas del centro del campo del inamovible 1-4-4-2 del técnico asturiano.
Por detrás, también seguros el cada vez más asentado en la selección española Unai Simón y, junto a la pareja de centrales Vivian-Íñigo, Íñigo Lekue y Mikel Balenziaga en los laterales.
Ninguno de los dos estaba llamado a la titularidad, pero Lekue está aprovechando la oportunidad que le han dado los problemas físicos de Oscar de Marcos, Ander Capa y Alex Petxarroman, sus rivales en el puesto con más efectivos de toda la plantilla.
Balenziaga, por su parte, está supliendo con su habitual eficacia la ausencia de larga duración de Yuri Berchiche, la tercera baja relevante, junto a Sancet y Yeray, para el partido de este sábado.
El doble pivote Unai Vencedor-Dani García completa el once con el que el Athletic tratará de mantener en el Wanda su condición de invicto y, de paso, apuntalarse en la parte alta de la tabla en la que ha comenzado la temporada.
– Alineaciones probables:
Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Hermoso o Lodi; Llorente, Koke, De Paul o Kondogbia, Carrasco; Correa y Griezmann.
Athletic Club: Unai Simón; Lekue, Vivian, Íñigo Martínez, Balenziaga; Berenguer, Vencedor, Dani García, Muniain; Raúl García e Iñaki Williams.
Árbitro: Gil Manzano (C. Extremeño).
Estadio: Wanda Metropolitano.
Hora: 16.15.
—————————————————————–
Puestos: Atlético (3º, 10 puntos); Athletic (5º, 8 puntos).
La clave: La efectividad en la presión.
El dato: El Atlético sólo ha perdido dos de sus últimos 50 partidos de Liga en el Wanda Metropolitano.
La frase: “Griezmann tiene un desafío por delante en consecuencia de lo ocurrido en el pasado”, expresó Diego Simeone.
El entorno: El reestreno el pasado miércoles de Griezmann comenzó con bronca, a su salida al terreno de juego, y continuó con indiferencia e incluso con aplausos en el Wanda Metropolitano.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.