Centro de Informes

¿Dónde está Candela Correas de Melo? | La interrogante que resuena a más de tres años de su desaparición en San Vicente

RELACIONADAS

El próximo 3 de agosto se cumplen tres años y seis meses de la misteriosa desaparición de Candela Correas de Melo, una adolescente en ese entonces de 15 años, quien salió de su vivienda ubicada en el kilómetro 1274 de la ruta nacional 14, en San Vicente, pero nunca regresó.


El sábado 3 de febrero del año 2018 en horas de la noche fue el último contacto que se tuvo con la joven, quien habría dicho que iría con su novio, Carlos Da Silva, a un asado en la casa de los padres del joven, en ese entonces de 19 años, pero esto nunca paso. La madre de la menor en ese momento relató que cuando iba a su habitación para dormir, vio a su hija en el sillón, enviando mensajes con su celular.

Su madre se quedó dormida y no escucho el momento ni tiene certezas de la hora en la cual la adolescente salió de su morada, tampoco obviamente en que y con quien se fue.

Por lo que se sabe Da Silva nunca la buscó a la muchacha, quien mantiene hasta hoy una coartada muy firme. El joven declaró en indagatoria ante el Juzgado Federal de Oberá y mantuvo su postura en todo momento de que, el día de la desaparición de su novia, él se encontraba en una reconocida pizzería céntrica de la Localidad de San Vicente, junto con sus familiares, quienes le salieron de testigo. El joven fue detenido e imputado, pero salió en libertad a los pocos días debido a que nunca hallaron indicios ni pruebas de peso en su contra.

La Policía de Misiones realizó peritajes en el teléfono celular de Da Silva, pero solamente se encontraron mensajes y llamadas con Candela de días anteriores. El día de la desaparición no hubo registro de que ambos se hayan contactado. Otra prueba que favoreció al joven.

¿Con quién y a donde se fue Candela?

El domingo 4 de febrero a las 14:36 horas, en simultáneo, la madre y el padre de Candela reciben el mismo mensaje, copiado y pegado, en el cual la niña supuestamente advertía que no se fue con Carlos (Da Silva), que quería irse lejos a tener su bebé. ¿Candela estaba embarazada? Comenzó a dar vueltas esa hipótesis y se sembró la duda en la mente de sus allegados.

Pablo Correas de Melo, padre de la menor, diálogo con Misiones Online y recordó en un primer momento aquel mensaje enviado desde el teléfono de su hija, pero no tiene ninguna duda de que ese mensaje no lo envió Candela. “Con el mensaje que llega desde el teléfono de Candela me desayuno con que ella estaba embarazada, la mamá lo sabía, pero yo no”. Su padre recordó algunos llamados que habría tenidos con su hija, quien le decía en tono de “joda” que “le iba a hacer abuelo”, y la respuesta del hombre era “estás loca guaina si tenes apenas 15 años” y ahí concluían con ese tema.

Candela era hija de padres separados, vivía junto con su madre Nilda Galeano y, su padre Pablo Coreas de Melo, residía en la Provincia de Buenos Aires. El hombre comentó que el jueves 8 de febrero del año 2018 a las 13 horas aproximadamente, arribó a la terminal de San Vicente, automáticamente se dirigió a la Comisaria de la Mujer donde su expareja había radicado la denuncia. “Amplié mi declaración por la búsqueda de Candela”.

Nilda Galeano a las pocas horas de no tener noticias de su hija, realizó una exposición dejando constancia que su hija había salido de su casa pero hasta el momento no había vuelto. Pasadas 48 horas radicó la correspondiente denuncia por la desaparición de la adolescente.

candela correas de melo

Pablo Correas de Melo manifestó que en aquel momento se presentó ante el Juez interviniente, luego de analizar los mensajes que su hija le mandaba con constancia y el whatsapp que recibió el domingo 4 de febrero. La forma de escribir y de expresarse no coincidía, un padre que conoce a su hija se percata que algo anda mal, el olfato no falla. Su hija afirmativamente no había escrito ese mensaje. Si no fue ella, ¿entonces quien? Se mantiene y se mantendrá esa duda. “A los dos años y ocho meses recién me dicen que ese mensaje no lo escribió mi hija, que habían peritado su teléfono y la forma de escribir no coincidía”.

Volviendo a la declaración indagatoria del en ese entonces novio de Candela, Carlos Da Silva, su postura siempre fue la misma y tenia testigos de que el día de la desaparición de la joven él se encontraba en la pizzería. ¿Se investigaron las cámaras de seguridad del lugar? No. Fue el propio padre de la menor quien solicitó autorización para verificar las cámaras de la pizzería céntrica de San Vicente, 45 días después. “Se corroboraron  las cámaras pero las mismas graban 30 días y luego se borra y se vuelve a grabar. Ese no tenía que haber sido mi trabajo, sino el de la Policía. Yo no sabía, no estaba preparado, cuando desapareció mi hija yo no tenía ni noción de lo que era la desaparición de una persona”.

Hipótesis de un embarazo como resultado de un supuesto abuso sexual

Pasaron meses sin noticias de Candela Correas de Melo, cuando en la Localidad de San Vicente comenzó a correr el rumor de que la adolescente no estaría embarazada de Da Silva, sino que habría sido víctima de un abuso sexual con acceso carnal cuando estuvo en Buenos Aires, viviendo con su padre. “Todo eso fue invento de la madre y del noviecito de Candela”. Aparentemente la niña le habría admitido a Da Silva que en suelo bonaerense fue víctima de abuso. No se sabe y tal vez nunca se sepa la verdad.

“El comentario de que el hijo no era de él, sino de un presunto abuso que ella sufrió en Buenos Aires lo hizo Da Silva y su familia. Todos esos comentarios sin prueba salieron de parte de la mamá y del novio. Candela hablaba mucho conmigo pero nunca me comentó que estaba embarazada. Todos esos dichos llevo a la justicia a desviar la investigación y por eso no se sabe nada de ella. Si empezaban a investigar el entorno de Candela ella hoy estaría conmigo o se hubiera sabiendo que paso con ella”.

La estadía de Candela Correas de Melo en Buenos Aires

Como se había expresado anteriormente, Candela era hija de padres divorciados. La niña y su madre residían en San Vicente en cambio su padre, en la Capital Federal. A partir de julio de 2018 Candela convivió un tiempo con su padre en la Capital nacional. “Yo vine a Misiones y le busque para llevarle conmigo los primeros días de julio del 2017”. Pablo Correas de Melo comentó a este medio que él personalmente vino hasta la tierra colorada, hizo los correspondientes trámites ante la justicia para así poder llevarse a la niña a vivir con él a suelo bonaerense.

3 meses la joven estuvo al cuidado de su padre. Desde julio del 2018 hasta el 5 de septiembre del mismo año, donde la niña manifestó su deseo de volverse a San Vicente debido a que en los próximos días seria el cumpleaños de su madre y ella quería estar presente. “Le traje en auto y le deje en la puerta de la casa. En ningún momento Candela estuvo sola, yo le lleve desde la casa y le deje luego de unos meses en la puerta de su domicilio”.

El padre de la niña recibió un tiempo antes un llamado de la misma manifestándole su deseo de irse a vivir con él a la Provincia de Buenos Aires, sin razón aparente. “Nunca me comento cual fue el motivo del llamado de ella diciéndome que no quería estar más en Misiones y se quería venirse a vivir conmigo a Buenos Aires. Nunca supe si tenía problemas en la casa o con su noviecito”.

Debido a estos comentarios de que ella había sido abusada en Buenos Aires, la investigación de la justicia se desvió casi por completo. “La policía dejo de buscar acá y comenzó a hacerlo en otro lado”. La hipótesis de que la niña habría gestado a su presunto hijo en suelo bonaerense iba tomando cada vez más protagonismo y es por ello que las sospechas hasta el entonces imputado Da Silva iban perdiendo fuerza. “De mi se dijeron muchas cosas, como si yo tuviera la culpa. Yo nunca acuse a nadie, porque para hacerlo necesito pruebas y no las tengo”, explicó Pablo Correas de Melo.

Continúa la búsqueda de Candela Correas de Melo

A 3 años y 6 meses continúa la búsqueda de la jovencita. La causa se encuentra caratulada como “Privación Ilegitima de la Libertad” y tiene un solo imputado hasta el momento, en libertad. El pedido de la familia es que no se la deje de buscar por ninguna circunstancia. La esperanza de hallarla con vida es casi nula pero quieren saber cuál fue el destino que le deparó a la niña, quien tendría un poco más de 18 años al día de hoy.

candela correas de melo

Debido a la pandemia por el coronavirus la búsqueda de Candela Correas de Melo tuvo un receso considerable, pero se retomó en estos últimos meses. Un nuevo caso de Trata de Personas resuena fuerte en la Provincia de Misiones, se cree que el destino de Candela recayó en manos de proxenetas y que la niña podría estar en cualquier rincón del país o incluso del mundo. Inclusive sin vida.

Por último Pablo Correas de Melo reconoció y agradeció el accionar de Derechos Humanos, quienes hasta hace poco se acercaron a la Localidad de San Vicente a entregarle fuerzas a la familia, con el slogan de “no vamos a descansar hasta encontrarla”

La idea del padre de la joven desaparecida es venir hacia Posadas a entregar un petitorio personalmente al Gobernador de la Provincia en conjunto con el Ministro de Seguridad, quienes en su momento atendieron y ofrecieron su ayuda en la búsqueda de Candela. “Voy a hacer un petitorio escrito y uno de esos puntos va a ser la recompensa por datos de mi hija, la cual siempre hubo pero nunca nadie lo supo”. El gobierno acostumbra ofrecer recompensa por datos de desaparecidos. “Yo vendí todos mis bienes en busca de mi hija, no tengo más nada. El caso de Candela y el de Mario Golemba son los dos casos que están vigentes en Misiones, los más relevantes”.

 

El pedido de su padre es la trascendía del caso de su niña, que no sea olvidado y escondido bajo la alfombra como un víctima más.Yo quiero saber donde esta mi hija y que le paso, después la justicia sabrá que tiene que hacer”, cerró.

SH-EP

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.