Centro de Informes

Diplomacia y Fuerzas Armadas: los desafíos de la Argentina

El martes 1° de junio finalizó el Seminario “Relaciones Estratégicas de la Argentina”, realizado en conjunto por el Ministerio de Defensa y el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI).

Organizado por la Secretaría de Asuntos Internacionales del primero y el Comité de Política Exterior y Fuerzas Armadas del segundo, en seis sesiones se analizaron las relaciones estratégicas de Argentina, integrando la perspectiva militar con la diplomática.

La clausura de este seminario estuvo a cargo del ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el presidente del CARI, el embajador José Octavio Bordón.

En su discurso, el ministro planteó que la Argentina está en una región que hoy está en disputa entre las grandes potencias globales.

Desde esta perspectiva, el seminario, en su segunda sesión, analizó la relación con China y en la tercera con Estados Unidos. La primera fue analizada por el secretario de Asuntos Militares, Francisco Cafiero -que fue quien condujo el Seminario en representación del Ministerio de Defensa-, y el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el general de División Juan Martín Paleo. El jefe militar señaló que la relevancia militar de China en la región podría estar sobredimensionada y puso como ejemplo que entre 2014 y 2020, sólo el 5% de las adquisiciones militares de América Latina habían sido realizadas en China (y mayormente por Venezuela, Bolivia y Ecuador). Se analizaron tanto las posibilidades como las limitaciones de esta relación bilateral en el plano de la defensa entre Argentina y China. En el caso de Estados Unidos, el tema fue abordado por el embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, y el Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Brigadier Mayor Xavier Isaac. El jefe aeronáutico destacó que los recursos destinados por Estados Unidos al Comando Sur -200 millones de dólares- son los más bajos de los adjudicados a los siete comandos regionales, siendo una cifra exigua que además de gastarse en parte en actividades diplomáticas.

A pesar de que la Unión Europea no tiene una estructura militar común -se debate la relación con la OTAN hacia el futuro-, ello no impide que sea una relación relevante en el plano de las relaciones estratégicas de la Argentina. Esto fue analizado a través del caso de España, país históricamente próximo a la Argentina. Expuso sobre el tema el embajador argentino en Madrid, Ricardo Alfonsín,- quien abrió la sesión expresando la densidad de la relación incluida la militar,- y el Comandante Operacional de las Fuerzas Armadas, el General de División Martín Deimundo. De la exposición de este último surgió que el modelo de reforma y modernización de las Fuerzas Armadas españolas en las últimas décadas, puede ser referencia y modelo para el caso argentino, que como señaló también el ministro, a través de la Ley del FONDEF cuenta ahora con un instrumento para delinear el tema en el corto y mediano plazo. El embajador español en Buenos Aires, Javier Sandomingo, destacó cómo la relación estratégica bilateral se asienta en la historia, pero debe ser analizada con visión de futuro.

En el marco regional, Rossi destacó que la desaparición del Consejo de Ministros de Defensa de UNASUR había desarticulado el instrumento que años anteriores permitía discutir el tema de la defensa regional, que pese a ello las relaciones en el campo de la Defensa se desarrollaban activamente en el nivel bilateral.

Fue en este ámbito en el que se analizó la relación estratégica con Brasil, en la sesión inicial del Seminario. El embajador de Argentina en Brasilia, Daniel Scioli, destacó las buenas relaciones bilaterales existentes entre las Fuerzas Armadas de los dos países, y la posibilidad de que Argentina adquiera los vehículos blindados “Guaraní”, fabricados por Brasil y que integra partes de la industria argentina. El Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Vicealmirante Julio Horacio Guardia, explicó las acciones conjuntas de las dos Armadas en el Atlántico Sur y su proyección. Por su parte, el embajador brasileño en Buenos Aires, Reinaldo José de Almeida Salgado, destacó que su país tiene interés en la cooperación en el campo de la tecnología militar, donde se abren amplias posibilidades, y también hizo referencia a la compra por parte de Argentina del vehículo “Guaraní”.

La relación estratégica con Chile fue analizada por el presidente del CARI, José Octavio Bordón, ex embajador argentino en dicho país, quien destacó las raíces históricas de la relación bilateral que se proyectan al presente. El Jefe del Estado Mayor General del Ejército, General de División Agustín Humberto Cejas, señaló la muy buena relación que existe entre los dos Ejércitos y en la cual tiene un rol importante la unidad binacional denominada “Cruz del Sur”. El embajador chileno en Argentina, Nicolás Monckeberg, agregó que la relación estratégica bilateral, más allá de las diferencias políticas circunstanciales entre los dos países, se desarrollan en función de objetivos y estrategias permanentes a través del tiempo.

El ministro realizó una exposición articulada sobre la política de Defensa. Destacó que si bien los enfoques de los sucesivos gobiernos desde la guerra de Malvinas no habían permitido una adecuada modernización y equipamiento de las Fuerzas Armadas, la actual Administración se había propuesto comenzar a revertirlo. También señaló la realidad de que la base militar británica en Malvinas es un dato insoslayable derivado de la guerra y que hoy se proyectaba no sólo sobre el Atlántico Sur, sino hacia la Antártida. Explicó además que la pandemia había permitido a las Fuerzas Armadas demostrar su rol como área esencial del Estado y su disposición a asistir a la sociedad.

Rossi destacó también la singularidad del evento, que había permitido un intercambio de ideas entre los mandos de las Fuerzas Armadas y los actores de la diplomacia. Por su parte, Bordón expresó la satisfacción que para el CARI había significado la realización de este seminario en forma conjunta con el Ministerio de Defensa. Rossi -que realizó una exposición completa sobre su gestión-, concluyó que la realidad es que las Fuerzas Armadas entre sus funciones prioritarias tienen la de ser instrumento de la política exterior.

En estos encuentros ello quedó en claro, en cuanto a las posibilidades que esto permite. A su vez, la participación de diplomáticos extranjeros sirvió para demostrar la transparencia con la cual Argentina está enfocando sus temas de Defensa.

En definitiva, un hecho que sirvió para un intercambio entre Fuerzas Armadas y Diplomacia y entre un ministerio y una institución privada, lo que mostró el pluralismo con el cual el Ministerio de Defensa está encarando su gestión.

SEGUIR LEYENDO:

La historia de cómo se cerró la negociación de la provincia de Buenos Aires para comprar la vacuna India Covaxin

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.