Centro de Informes

Ciudadanos bolivianos presionan por la reapertura de la frontera

La situación vivida hace unas horas atrás en la provincia de Jujuy, más precisamente en la frontera entre La Quiaca y Villazón donde un grupo de ciudadanos bolivianos vulneró los controles fronterizos y avanzó sobre territorio nacional para comprar productos y luego trasladarlos a su país, puso en alerta a las zonas limítrofes en Salta, donde se esperan definiciones políticas en materia tránsito y comercio con el vecino país.

Movimiento comercial

El levantamiento de las restricciones sanitarias en Bolivia reactivó el movimiento comercial, que a su vez se vio fuertemente alentado por las actuales condiciones cambiarias entre ambos países. La posición del peso boliviano frente a la moneda argentina provocó que el sentido del comercio se invierta y que sean los ciudadanos bolivianos los que ingresen al territorio argentino con la intención de adquirir productos, sobre todo alimentos, para luego retornar a su país.

Esta circunstancia, junto con los controles argentinos que se mantienen en el sector de frontera, han provocado que la presión vaya en aumento, sobre todo por parte de los ciudadanos bolivianos, la mayoría de ellos con doble nacionalidad, que pugnan por ingresar al territorio argentino, impulsados por las notables diferencias cambiarias en el actual contexto económico .

Mientras tanto, de este lado se esperan definiciones políticas que tienen que ver con la asunción de las nuevas autoridades nacionales electas en el país vecino.

Permanecen cerradas

El director regional de Migración en Tarija, Jorge Luis Sánchez, informó que esperan un instructivo de las autoridades nacionales para que se pueda dar la apertura de las fronteras con Argentina en Bermejo y en Yacuiba.

Señaló que todavía no existe una autorización para que se abran las fronteras, pero hay presión de varios sectores sociales que exigen que se abran las zonas fronterizas para reanudar la actividad comercial y la reactivación económica.

Esperan que hasta fin de mes se pueda tomar una decisión a nivel nacional, de manera conjunta con autoridades de Argentina.

Pese a esta posición es de suponer que todo se mantiene expectante a la espera de la asunción del electo presidente Luis Arce, quien no tuvo tiempo de festejar su arrollador triunfo en las elecciones de Bolivia. Contrarreloj debe conformar al equipo que lo acompañará en los próximos cinco años de gobierno y preparar su juramento para el 8 de noviembre próximo.

Una reunión virtual sin resultados

 La responsabilidad de tomar la decisión sobre la reapertura comercial en la frontera es de las nuevas autoridades del país fronterizo, que asumirán en el cargo el próximo 8 de noviembre.
En una reunión virtual que se llevó a cabo el martes 27 de octubre no se pudo concretar fecha para la apertura de frontera Bermejo-Aguas Blancas por la ausencia de autoridades de Migración y de la Aduana de Argentina.
Ante esta situación ahora el tema quedará en manos de las nuevas autoridades de Bolivia, puesto que los senadores y diputados ya cumplieron con su gestión y los nuevos legisladores recibieron el pasado martes sus credenciales como actuales funcionarios
El presidente de la Brigada Parlamentaria de Tarija indicó a medios bolivianos que “no se pudo realizar la reunión virtual y concretar una fecha para la apertura de la frontera con Argentina en Bermejo, sin embargo se tuvieron avances significativos en cuanto a los protocolos de bioseguridad para habilitar la frontera”.
Pese a ello, no deja de preocupar los hechos de violencia y presión que se viven en lugares como en La Quiaca donde las fuerzas nacionales del orden resultaron vulneradas ante el embate de los ciudadanos extranjeros que pugnan por ingresar masivamente al país, tal como lo demostraron las imágenes que se difundieron en las últimas horas.

 

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.

Todo Bariloche

Conocé todo sobre la Ciudad de San Carlos de Bariloche.