Centro de Informes

Citan a indagatoria a Arribas y Majdalani por espionaje ilegal: así operaban las bases secretas de la AFI en la Provincia

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, ordenó la indagatoria de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, los ex jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Mauricio Macri, en el marco de la causa que investiga una red de espionaje ilegal que realizó tareas de inteligencia clandestinas a dirigentes políticos, empresarios, abogados y periodistas. Además, ordenó la retención de sus pasaportes y les prohibió salir del país.

Se trata de la causa que investiga la instalación de bases de la central de espías en la Provincia de Buenos Aires entre 2016 y 2017, desde donde se habrían efectuado tareas de inteligencia “que pusieron en riesgo la vida democrática”. El magistrado también procesó y embargó a Pablo Pinamonti, un ex agente que estaba a cargo de la red de inteligencia en territorio bonaerense.

Arribas y Majdalani deberán concurrir el 29 y 30 de septiembre al juzgado federal de Dolores. Ambos fueron vinculados a las tareas de espionaje clandestinas desarrolladas de manera ilícita a través de bases de la AFI que fueron instaladas en la provincia de Buenos Aires durante la gestión de Cambiemos. “Las acciones de inteligencia desplegadas tenían como objetivos específicos detectar actividades lícitas y constitutivas del libre ejercicio de derechos políticos básicos protegidos por la Constitución”, afirmó Ramos Padilla en la resolución, a la que accedió BigBang.

El magistrado además procesó sin prisión preventiva a Pinamonti, quien estuvo a cargo de la Dirección de Reunión de Provincia de Buenos Aires de la AFI, a quien le trabó un embargo por 10 millones de pesos. Muy cercano al ex presidente de Boca y operador judicial Daniel Angelici, Pinamonti sostuvo tiempo atrás en una indagatoria ante Ramos Padilla que efectuaba reportes diarios de la información de inteligencia producida por las nueve delegaciones provinciales directamente a la subdirectora de la AFI, Majdalani.

En este sentido, uno de los hombres que aparece mencionado es el ex comisario de la Bonaerense Ricardo Bogoliuk, a quien Ramos Padilla le amplió el procesamiento (se encuentra procesado y detenido desde el año pasado, también por el caso D’Alessio).

“PUSIERON EN RIESGO LA DEMOCRACIA”

Tal como lo sostuvo en una de las primeras resoluciones del caso D’Alessio, cuando indicó que las tareas ilegales afectaron el Estado de derecho, Ramos Padilla insistió en el riesgo democrático que implicaron las acciones del presunto espionaje ilegal que investiga en el juzgado federal de Dolores.

Sobre el final de la resolución de 346 páginas a las que accedió este medio, asegura que “la simple enumeración de algunas de las prohibiciones legales y constitucionales vulneradas permiten concluir que la AFI acumuló en su poder un considerable volumen de datos sensibles de ciudadanos en relación a sus actividades, inclinaciones o adhesiones políticas o gremiales”, y puntualizó que esos registros “no refererían en su enorme mayoría a investigaciones en curso” donde se encuentre en peligro la seguridad interior o defensa nacional.

Por último, sintetizó: “Se trataba de actividades vedadas que afectaron derechos constitucionales básicos de numerosos ciudadanos y que pusieron en riesgo la vida democrática”.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.