Centro de Informes

Cayó “Willy”, el desguazador del barrio Juramento

Un hombre de 36 años que se dedicaba al desguace y la venta de autopartes de vehículos de procedencia sospechosa fue detenido en las últimas horas durante el allanamiento a su taller del barrio Juramento.

El operativo fue ordenado por la fiscal Romina Díaz y lo ejecutó personal de la DDI Mar del Plata, también a cargo de la investigación en los días previos.

De acuerdo a los datos que trascendieron de forma extraoficial, la actividad de “Willy” era ampliamente conocida en la zona sur de la ciudad y no requirió de un gran esfuerzo para obtener prueba en el marco de la causa caratulada encubrimiento agravado por ánimo de lucro.

Este jueves los policías allanaron el lugar ubicado en Génova y Diagonal Gascón, donde fueron secuestradas 3 cajas de cambio, 10 amortiguadores con espiral, 3 parrillas de suspensión, 4 burros de arranque, 3 bombas inyectoras, 4 barras estabilizadoras, 6 maquinas levantavidrios, 3 electroventiladores, 4 tazas de llantas y 12 inyectores de motores (todos de diferentes marcas y modelos de automóviles), herramientas de corte y herramientas en general utilizadas para el desarme de rodados.

En Miramar

MIRAMAR (Corresponsal). – Durante las últimas horas personal de la Sub Departamental de Investigaciones Miramar juntamente con la UFI Descentralizada, representada por Martín Spezia, procedieron a la clausura de un taller que funcionaba de manera clandestina en Miramar y además contaba con vehículos desarmados y gran cantidad de autopartes que el propietario, de unos 60 años, no pudo justificar.

Durante el allanamiento, los efectivos detectaron en el interior del establecimiento ubicado sobre la intersección de las calles 76 y 5, un encontraba un motor con pedido de secuestro activo de un vehículo marca Volkswagen sustraído hace un tiempo atrás.

La investigación de oficio había comenzado a principios del corriente mes con la intervención de la Fiscalía del distrito de General Alvarado a cargo de Florencia Salas.

Asimismo, el responsable del lugar, fue procesado dentro de una causa por “Encubrimiento” e infracción a la Ley 25761 y se procedió a la clausura del taller por no contar con el certificado de habilitación municipal, ni cumplir con las medidas de seguridad mínimas establecidas para el funcionamiento.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.