Centro de Informes

Acusaron al primer ministro haitiano de estar vinculado con el magnicidio de Moise

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, nombró el miércoles a un nuevo ministro de Justicia tras destituir más temprano al fiscal que había pedido su imputación en la investigación del asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio.

Liszt Quitel, quien ya ocupa la cartera de Interior desde el 20 de julio, fue nombrado ministro interino de Justicia y Seguridad Pública en reemplazo del destituido Rockfeller Vincent , según la edición especial del diario oficial Le Moniteur del 15 de septiembre y recogió la agencia de noticias AFP.

El recambio ministerial se produce en un momento de particular agitación en Haití, a más de dos meses después del asesinato del jefe de Estado en su residencia privada, en plena noche, por un comando armado.

El martes por la mañana, el comisario del gobierno (equivalente al fiscal) de Puerto Príncipe pidió al juez encargado del caso que inculpara a Henry.

El fiscal Bed-Fort Claude había escrito el viernes al jefe del gobierno invitándolo a presentarse voluntariamente ante la fiscalía para explicar el contenido de las llamadas telefónicas que supuestamente mantuvo con uno de los principales sospechosos del asesinato.

Se trata de Joseph Félix Badio, exdirectivo de la unidad de lucha contra la corrupción del Ministerio de Justicia, que habría sido geolocalizado en el barrio donde se encuentra la residencia privada de Jovenel Moise cuando tuvieron lugar las llamadas realizadas a Henry a las 4:03 y a las 4:20 de la madrugada del magnicidio.

El sábado, el primer ministro, en la cuerda floja, denunció el planteamiento del fiscal y lo calificó de ser una distracción.

La destitución de Vincent ocurre en un momento en el que el primer ministro ha recibido el apoyo de la comunidad internacional, que durante mucho tiempo ha permanecido en silencio ante esta crisis política.

Diplomáticos del Grupo Central (que incluye a representantes en Haití de las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos y las embajadas de Brasil, Canadá, Francia, Alemania, Estados Unidos y España) se reunieron anoche con Henry y emitieron un comunicado en su apoyo.

“El Grupo Central (…) alienta los esfuerzos emprendidos por el primer ministro, los actores políticos y la sociedad civil haitiana para encontrar un acuerdo consensuado que permita el establecimiento de un gobierno inclusivo y para acelerar el retorno al funcionamiento normal de las instituciones democráticas mediante la celebración de elecciones”, dice la declaración publicada el miércoles por la noche.

El cuerpo diplomático insiste también en que “se arroje toda la luz sobre el asesinato del presidente Jovenel Moise y que se busque a los autores y se les haga comparecer ante la justicia”.

Ante las luchas internas por la gestión del poder, los ciudadanos se desilusionan al ver que sus urgencias cotidianas quedan relegadas a un segundo plano.

Ante las luchas internas por la gestión del poder, los ciudadanos se desilusionan al ver que sus urgencias cotidianas quedan relegadas a un segundo plano.

Haití, ya plagado de pobreza extrema, se ha sumido en una crisis humanitaria tras el fuerte terremoto que devastó el sudoeste de la isla el 14 de agosto, causando la muerte de más de 2.200 personas.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.